Desde el pasado 28 de julio de 2017, la delegada de Educación de Sevilla, María Francisca Aparicio, tiene sobre su mesa la demanda urgente de una asociación de madres y padres de alumnos, concretamente del Ampa Nueva Esperanza del Centro de Educación Infantil y Primaria La Esperanza, en Cantillana, para que ejecutara definitivamente la promesa anterior de arreglar las cubiertas del centro escolar. Finalmente, este martes 23 de enero, seis meses después, un aula del centro ha amanecido con parte del techo desprendido por falta de un evidente mantenimiento. Dos aulas de Primaria han tenido que ser desalojadas para evitar males mayores.

En apenas dos semanas, dos centros escolares públicos de la provincia de Sevilla sufren graves desperfectos en las aulas por falta de mantenimiento

No es el primer caso que ocurre en la provincia de Sevilla. A principios del reinicio del curso escolar tras las vacaciones navideñas, otro colegio público sevillano, este en la localidad de El Cuervo, amaneció con el techo de un aula totalmente esparcido por los suelos de la clase. Afortunadamente, el desprendimiento se produjo de noche y sólo así se evitó una desgracia personal.

Los padres de los alumnos de este centro decidieron no reiniciar las clases hasta que la Junta no se comprometiera a arreglar el techo, algo que finalmente ha accedido a hacer pese a recordar que se trata de una competencia municipal, puesto que supuestamente son los ayuntamientos los que deben velar por el mantenimiento de los edificios escolares públicos.

Sello de entrada de la carta del Ampa avisando en julio pasado del mal estado del techo del colegio.

También en el colegio de Cantillana, el Ampa del centro ha convocado este miércoles un consejo escolar extraordinario para abordar nuevas medidas de presión para que la Administración de Susana Díaz arregle lo que no ha hecho en el último medio año, tiempo que ha transcurrido desde el aviso que realizó el Ampa de riesgo serio para la integridad de los alumnos.

A estos desperfectos se suman otras deficiencias de la educación pública andaluza denunciadas por los sindicatos, como la presencia de ratas y otras plagas en varios centros escolares de Sevilla. CGT denuncia que “al no realizarse las campañas periódicas de desratización, desinsectación y desinfección”, algunos colegios han denunciado “plagas de garrapatas, pulgas, ratas o sarna”.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × dos =