Al formalizar su candidatura a las Primarias del PSOE, Susana Díaz ha visitado Tenerife horas después de su frontal adversario político aspirante a lo mismo: La Secretaría General del PSOE y ganar las próximas Elecciones Generales. Pedro Sánchez aupado en La Laguna en un acto multitudinario, y Susana Díaz recibida en Santa Cruz por los mismos socialistas que arroparon a Sánchez, sumados a cargos públicos y militantes que sólo acudieron a la cita con Susana.

La candidata fue precedida por dos mujeres socialistas que esgrimieron un discurso apasionado. La Senadora Olivia Delgado y la que fuera Vicepresidenta del Gobierno de Canarias, Patricia Hernández. El Alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín, fue el hombre del PSOE que respaldó a las tres mujeres en el acto con un discurso emotivo y valiente. “No voy a pedir disculpas por apoyar a Susana. Los que creemos en el PSOE estamos al lado de los vecinos…Ser alcalde es circunstancial, pero ser socialista no es circunstancial” apostillaba el alcalde Martín que gobierna en su municipio hace varios mandatos.

Patricia Hernández manifestó abiertamente su apoyo a Susana Díaz, recordando momentos agrios de la actual situación de la Sanidad en Canarias, así como los logros de su equipo en materia de Dependencia anteriores a la ruptura unilateral por el Presidente Clavijo dejando el Gobierno canario en minoría y a los socialistas en la oposición. Patricia puso en valor ser nieta de taxistas y pescadores al incidir en la rabieta política de algunos para impedir su Presidencia en el Ejecutivo de Canarias. Citó a los grandes “popes” del PSOE en el Archipiélago, Pedro Guerra, Paco Afonso, Juan Carlos Alemán y José Segura Clavell, señalando su legado como herencia en positivo.

Con estos preliminares, cuando Susana tomó el testigo público ante los socialistas fue determinante en sus aspiraciones, y mostró una gran convicción para ser la primera mujer Secretaria General del PSOE en los 140 años de historia de este partido. Susana Díaz emocionó con su cercanía a una Canarias muy próxima a su Andalucía natal, señalaba la candidata. “Os pido que habléis bien de todos los hombres y mujeres del PSOE, no tenemos etiquetas, todos somos socialistas”, fue la llave de entrada de un discurso muy medido, pero con carácter espontáneo, que levantó de la silla en varios momentos cumbres a los canarios en aplausos muy sentidos.

Susana Díaz motivó con el cambio de estructura económica de España, con la gente asfixiada por el Gobierno de Rajoy, poniendo el acento en la confianza hacia los socialistas de las 720.000 familias que no perciben nada en el país. “No puede ser que las tasas universitarias sean tasas recaudatorias, hay que primar el talento”, fue uno de los guiños de Susana a los jóvenes, así como garantizar las pensiones, destacando al Presidente Felipe González como el arquitecto de la Sanidad universal en España. Díaz contestó a Patricia Hernández aludiendo a los 10.000 millones de euros que gastan en Sanidad en Andalucía, señalando a la inversión de algunas empresas aún a fondo de capital de riesgo a sabiendas de que en sanidad pública o privada los ciudadanos dan todo lo que haga falta en aras de recuperar la salud.

Defendió a ultranza Susana Díaz el ADN de los socialistas, como rebeldes antes las injusticias sociales, pero dejando claro que los populistas llegan fácil por hablar “a las tripas de la gente”, mientras el PSOE se dirige a la población con la razón y el corazón en equilibrio.

El apunte subrayado en rojo para Rajoy y su equipo, fue que los populares “no han aprendido nada” a pesar de la situación dramática de muchas familias españolas. Susana no se esmeró en ninguna fórmula con el PP ni se fijó en Podemos, solo en ganar las Elecciones Generales, alzando las manos con signos claros no verbales de credibilidad en su propuesta.

El énfasis del discurso de Susana fue en el reconocimiento al pasado del PSOE, a su bagage, y a un modelo federal de respetar singularidades en la riqueza de la pluralidad, sin desatar ningún debate con la independencia de Cataluña ante los canarios. La emoción de honrar a las mujeres víctimas de violencia de género, alegando la condición de ser mujer como propensión a ser asesinadas las féminas al recordar a las víctimas hasta la fecha, acudiendo a la Igualdad apuntando al trabajo realizado por el PSOE en esta materia, Igualdad entre hombres y mujeres. “Los maltratadores no tienen sitio entre nosotros, y no van a acabar con nuestras madres, abuelas, hijas”, sostuvo Susana con contundencia.

“Cuando el PSOE se deje de mirar el ombligo volveremos a ganar las elecciones. El PSOE es mucho PSOE. Somos 100X100psoe, sin aditivos. Ser socialista es una forma de sentir, es un sentimiento. En estas Primarias quiero fortalecer al PSOE”, fue el alegato final de Susana Díaz, muy arropada por el Alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, que rige la Gestora socialista. Consejeros del Cabildo de Tenerife, concejales, diputados, socialistas del equipo de Patricia Hernández tendieron una mano a Susana en esta visita por las Primarias, mientras observan la opción de Pedro Sánchez.

La ambivalencia de algunos socialistas en Canarias es plausible en el Archipiélago. Existen tendencias “susanistas” y “sanchistas” muy definidas hace tiempo puestas de manifiesto entre los canarios, incluso afectando en algunos municipios a la unicidad de criterio socialista a la hora de tomar decisiones, como es el caso de la presunta moción de censura en La Laguna, aún siendo Trending Topic en España, no llegó a ejecutarse. La prudencia gobierna la razón de algunos socialistas canarios en tregua de momento en estas Primarias, analizando acontecimientos, mientras otros miembros del PSOE más llevados por el corazón se han decantado por alguno de los candidatos con todas las consecuencias.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 14 =