El gobierno socialista de Susana Díaz espera como agua de mayo el fin del curso escolar como única ‘solución’ posible que frene las protestas de estudiantes y padres de alumnos por las altas temperaturas por encima de 30 grados que soportan estos días miles de escolares andaluces en las aulas de los colegios públicos de la comunidad andaluza. Este lunes, las asociaciones de madres y padres de alumnos de Sevilla que tenían previsto reunirse con representantes de la Delegación de Educación en Sevilla han decidido no acudir a la cita después de las polémicas declaraciones de la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, quien aseguró el pasado viernes que “los aires acondicionados no son aconsejables” en las aulas.

Los padres de alumnos creen que el Gobierno andaluz quiere dilatar los tiempos para que el fin del curso frene las reclamaciones

La Plataforma de Ampas de Sevilla Escuelas de Calor ha remitido un escrito al secretario general provincial de Educación, Francisco García Galván, en el que expresan sus dudas de “las verdaderas intenciones de esa Delegación respecto a dar solución real a la demanda” planteada de climatizar adecuadamente las aulas de los colegios públicos con sistemas de refrigeración costeados por los bolsillos de los propios padres, después de la negativa impuesta por parte de la Junta a estas iniciativas de los propios padres, algo que se ha venido haciendo hasta ahora discrecionalmente en algunos colegios públicos y en otros no sin ningún criterio homogeneizador y de forma totalmente discrecional.

También resulta llamativo que tanto la Administración autonómica como las corporaciones municipales, en este caso el Ayuntamiento de Sevilla (gobernado ambos por el PSOE) –titulares de los centros escolares públicos– se han echado la pelota mutuamente sin aportar soluciones programadas ni coordinadas al problema, algo que se evidencia con la táctica empleada por la Junta de dilatar las reuniones con los promotores de las protestas para supuestamente buscar soluciones y de este modo hacerlas coincidir con el fin del curso escolar, con lo que se desmantelaría toda la campaña de presión en este sentido.

La consejera de Educación, Adelaida de la Calle, no quiere sistemas de climatización en aulas a más de 30 grados.

Por ello, bajo la etiqueta #AulasSiSaunasNo las plataformas de AMPAS convocan a todos los afectados a una concentración en las puertas del Parlamento de Andalucía el jueves 8 de junio a partir de las 17.30 horas. Allí harán entrega de sus propuestas a los representantes de todas las formaciones políticas con representación parlamentaria. Los padres de los alumnos desmienten a la consejera de Educación y aseguran que su objetivo “no es instalar aparatos de aire acondicionado como ha manifestado la consejera, sino climatizar de una forma sostenible” las aulas de los centros de educación infantil y primaria y los institutos de educación secundaria públicos de Sevilla y provincia. Los convocantes de las protestas aseguran que esta climatización deberá contener “una multiplicidad de medidas”, incluida la colocación de aparatos de aire acondicionado, aunque remiten a los equipos técnicos de las consejerías competentes y de los respectivos ayuntamientos los que deberían diseñar estos proyectos.

Cartel de los padres de alumnos tras las declaraciones de la titular de Educación sobre la idoneidad de la refrigeración en los colegios públicos.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete + Diez =