La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha defendido este miércoles que los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán son “dos personas honestas que nunca se han beneficiado de los cargos que han ocupado” pero no entra en ningún momento a valorar la presunta gestión fraudulenta mantenida durante más de una década de gobiernos socialistas en Andalucía, como subraya el auto del juez del caso ERE. Asimismo, Díaz ha señalado que “les honra” la decisión de haber pedido su baja como afiliados del PSOE después de que el juez que investiga el caso de los ERE haya dictado auto de procedimiento abreviado contra ellos y otros 24 ex altos cargos de la Junta, entre ellos seis exconsejeros.

Además, la presidenta andaluza ha mostrado su respeto por el auto del juez que investiga los ERE y, sin entrar a valorarlo, ha confiado en que “cuanto antes” la Justicia “pueda aclarar que son inocentes y demostrar que son dos personas honradas”.

Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha mostrado este miércoles su “respeto” al trabajo de los jueces y ha destacado que tanto Chaves como Griñán ya asumieron responsabilidades políticas “el año pasado”. El también candidato a la Presidencia en las elecciones del 26 de junio se ha referido así a la resolución judicial, por la que también se procesa a otros 24 antiguos altos cargos del Gobierno andaluz, entre ellos seis exconsejeros.

Sánchez ha mostrado “en primer lugar” su respeto personal y el de su partido a la labor de jueces y magistrados, mientras que otras formaciones, como el PP de Mariano Rajoy, ha comparado, se dedica a “cuestionar” las decisiones que se adoptan en el ámbito de la justicia.

Además, ha apuntado que, desde el punto de vista “político”, tanto Chaves como Griñán ya asumieron responsabilidades “hace meses”, “el año pasado”. Sánchez, que ha asegurado que no ha hablado con ellos, ha subrayado que su partido tiene un código ético “muy exigente”, para responder “con contundencia” a los niveles de exigencia que los ciudadanos demandan, de ahí que ambos hayan anunciado que se dan de baja como militantes del PSOE, de forma “voluntaria” y “temporal”.

El líder de los socialistas también ha sido cuestionado por si está seguro de la inocencia de ambos, a lo que ha respondido manifestando que hay que “respetar el principio de presunción de inocencia”. Finalmente, preguntado por si teme que este hecho pueda influir en las votaciones al PSOE el próximo 26-J, Pedro Sánchez ha enfatizado el código ético de su formación y ha resaltado también la transparencia de sus cuentas, que se pueden consultar en la propia web del partido, mientras que para ver las de otros hay que “mirar a la Audiencia Nacional”.

En este sentido, ha asegurado que si sale elegido presidente de España su Gobierno será “el de la honradez”, pues a su juicio es “lo que merece la gente”, especialmente quienes más están sufriendo por la crisis y por los recortes del PP, ha dicho.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 + diecisiete =