Algo se mueve en el socialismo andaluz pese a que parezca que Susana Díaz lo tiene todo atado y bien atado. La contundente victoria del actual presidente del Gobierno en las primarias socialistas del 21 de mayo de 2017, lejos de calmar las aguas, ha mantenido plenamente activa en Andalucía una incuantificable corriente interna muy crítica con el abrumador susanismo que rige los designios del PSOE andaluz y también del gobierno en la comunidad más poblada de España y granero de votos socialistas por antonomasia a nivel estatal.

El PSOE andaluz minimiza el impacto de los socialistas que mantienen su descontento con la cúpula regional, abrumadoramente seguidora de Susana Díaz

Poco después de que a principios de octubre Susana Díaz decidió adelantar las elecciones autonómicas al próximo 2 de diciembre, los socialistas críticos comenzaron a mover ficha. También han hecho lo propio los descontentos con la confluencia auspiciada por Podemos Andalucía e Izquierda Unida bajo la denominación Adelante Andalucía.

A través de las redes sociales, ya circula una llamada de Socialistas por el Cambio en Andalucía al voto nulo de los simpatizantes y militantes socialistas en los próximos comicios regionales, una iniciativa que pretenden llevar a cabo tachando la candidatura de la socialista Susana Díaz.

Los resultados de las primarias socialistas de mayo de 2017 dejaron en Andalucía un panorama claro y contundente, ya que Susana Díaz logró lo que no pudo alcanzar a nivel nacional: ganar las primarias en Andalucía con 31 puntos sobre su rival. Pero el dato más llamativo entonces fue que venció con menos votos que avales presentados por su candidatura a las primarias. Díaz logró una aplastante victoria interna en Andalucía en las ocho provincias pero perdió por el camino unos 2.000 respaldos de militantes que avalaron su candidatura.

En cambio, el actual presidente del Gobierno logró en Andalucía superar con creces los apoyos de votantes respecto a los avales obtenidos por su candidatura. De 8.818 avales pasó hasta los 12.274 votos la noche del 21 de mayo que Susana Díaz supo que su futuro pasaba sólo por Andalucía. De hecho, la presidenta andaluza superó a Pedro Sánchez en las ocho provincias con diferencias que oscilaban entre los 16 y los 44 puntos de ventaja. Sevilla, Córdoba, Jaén y Huelva son sus feudos más fieles e inquebrantables.

Uno de los carteles con los que se pide el voto nulo para el PSOE de Andalucía el próximo 2-D.

Ahora, a las puertas de una campaña electoral andaluza, decisiva para pulsar la intención de voto en próximos comicios municipales, europeos y también a nivel estatal, esta división interna aminorada por la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa vía moción de censura vuelve a brotar de forma muy activa en las redes sociales. Esta corriente crítica contra la candidatura oficial del PSOE andaluz se está moviendo bajo el lema #ConSusanaMeAbstengo, y subraya los aspectos negativos de una reelección de Díaz como presidenta andaluza. “Susana no es de fiar, Susana no cumple”, son algunas de los mensajes que aparecen en el perfil de ‘Socialistas por el Cambio en Andalucía’ de Facebook.

El PSOE de Andalucía ha intentado frenar esta campaña contra su candidata a las autonómicas asegurando que lanza “mensajes de carácter denigrante”. En cambio, la Junta Electoral de Andalucía (JEA) no ve ningún tipo de infracción en esta iniciativa impulsada principalmente a través de Facebook y rechaza cerrar este portal como solicitaba la dirección del PSOE andaluz, que estimaba que infringe “la normativa en materia de propiedad intelectual, fundada en el uso no autorizado, ilegítimo y usurpador de una marca propiedad del Partido Socialista Obrero Español”.

La Junta Electoral de Andalucía desestimó la denuncia socialista argumentando que el citado ‘hashtag’ tuvo su origen “antes del comienzo de la campaña electoral”, que comienza este próximo viernes 16 de noviembre. Para ello, basa su rechazo a la denuncia del PSOE-A en una sentencia del Tribunal Supremo (TS) de 2016.

Otro frente interno al que deberán hacer frente los socialistas andaluces es el procedente de Socialistas por el Cambio Podemos 15-M, fruto del acuerdo de los partidos Cambiar Sí Se Puede (CSSP) y Podemos15M, firmes defensores de los acuerdos presupuestarios firmados por el presidente del Gobierno con Pablo Iglesias, líder estatal de Unidos Podemos.

Al frente de este proyecto, que anuncia listas en las ocho provincias para el 2-D, se encuentra Antonia del Hierro, ex alcaldesa de la localidad sevillana de Tomares hasta 2007 y seguidora de la Asociación Justicia por la Sanidad del médico granadino Jesús Candel, más conocido como Spiriman.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 2 =