Salir de la zona de confort nunca es sencillo y en el equipo de Susana Díaz sabían que más allá de Andalucía la pelea de la trianera iba a ser complicada. Se maneja bien con su gente, las andaluzas y los andaluces, pero ir más allá para transmitir su visión sobre cómo debería ser el PSOE no es sencillo. Desde el equipo de apoyo a Díaz siempre han tenido ese temor y por ello han preferido una campaña primera de recogida de avales centrada en el propio partido como una comunidad de personas que, desde distintas concepciones de lo que es el socialismo, vayan juntas de la mano en el camino de la victoria. Una victoria, que como repite constantemente Díaz, no es para ganar por ganar, sino ganar para transformar.

No es de extrañar que en este sentido la propia dirigente andaluza haya manifestado, respecto a las elecciones francesas, que “a los socialistas nos exigen unas alternativas solventes y para grandes mayorías”. Ya lo afirmó el domingo el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, el péndulo del centro es la clave para poder volver a gobernar en España. Y eso lo tienen muy claro en el equipo susanista. Si el PSOE quiere volver a gobernar no puede, ni debe dar bandazos hacia la extrema izquierda. Cada día que la campaña avanza van incluyendo más temas que consideran fundamentales, pero siempre se mantienen dos claves: el ser un partido de gobierno y la unidad y el orgullo de ser del PSOE. “Solo puedo garantizaros que voy a darlo todo por nuestro partido” repite charla tras charla.

No es de extrañar que ese orgullo que dice sentir por el PSOE lo demuestre haciendo fotografías comunales con los afiliados que acuden a sus actos. Quiere demostrar que se encuentra cerca de ellos y ellas porque “ha mamao” el partido desde joven. Temían los hacedores de la campaña que Díaz transmitiese sólo la imagen de ser una más dentro del aparato por los apoyos recibidos. Sin embargo, como afirmó en Albacete, que le apoyen correligionarios como José Bono y Emiliano García Page le hace “sentir aún más responsabilidad”, tanta como recibir los avales de las personas socialistas porque, al contrario de lo que sucede ahora, antiguamente para entrar en el PSOE se necesitaba el aval de dos personas.

Desde fuentes de su candidatura cuentan a Diario 16 que cada día que pasa va a más el apoyo hacia Susana Díaz. Albacete y Ciudad Real (“donde me siento como en mi segunda casa”) han supuesto una inyección de moral para la sevillana. Sabe que el peso de haberse abstenido y la mala pedagogía realizada es su hándicap pero también confía en que los socialistas sabrán elegir lo mejor para poder ganar a la derecha patria. En ese sentido ha añadido en los últimos encuentros la recuperación de la Fundación Jaime Vera como mecanismo de formación de la militancia. Cuentan desde su candidatura que ha sido devastador para el PSOE dejar la formación y el trabajo pedagógico en mano de los medios de comunicación como se hizo en etapas anteriores. Por este motivo esa insistencia en recuperar las Casas del Pueblo como un valor y no sólo como una sede.

Ahora el discurso será más interno y de confrontación de proyectos de partido, pero en la segunda fase, realmente la campaña electoral, Díaz pasará a mostrar un perfil más de política nacional. Aunque ello no ha sido óbice para atacar al PP por su mala intención de “criminalizar presupuestariamente” a las comunidades autónomas del PSOE frente a las demás. O para recordar a Podemos que ellos acaban haciendo la pinza contra los socialistas, como han hecho con García Page en Castilla La Mancha, por su odio a esa posición política. Lamentan, eso sí, desde la candidatura de Díaz que se siga transmitiendo desde los medios el discurso de la “posverdad” de Pedro Sánchez, cuando parece que nadie quiere recordar que cuando pudo pactar con Podemos “corrió raudo y veloz a los brazos de Ciudadanos”, o lo que “hizo con la Federación de Madrid que hasta eliminó al Comité Regional”. Poca democracia interna quiere, afirman, cuando la voluntad de los militantes sólo se respeta si concuerda con la propia. Por este motivo, más de uno u más de dos dirigentes socialistas, han advertido del peligro del caudillismo que se encuentra detrás de los posicionamientos de Sánchez.

El caso es que Susana Díaz se encuentra mucho más motivada que cuando comenzó la carrera y eso se debe a que, dicen desde su candidatura, poco a poco va calando su discurso más apegado a la realidad y más de partido de toda la vida que el de los otros dos candidatos. Habrá que esperar a que se hayan entregado los avales para que el discurso sea más “agresivo” mediáticamente. Aunque Díaz sabe que en el cara a cara con los militantes gana mucho más que a través de las pantallas de televisión. Ese es su fuerte y ese aspecto es el que quieren potenciar. Ya habrá tiempo para los debates electorales que confían desde su candidatura en ganar.

Ciudad Real se vuelca con Susana

Susana comienza al ataque

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

6 Comentarios

  1. ¡¡Yo no avalo al PP!!
    ¡¡Yo no quiero tener nada que ver con la Niña de Rajoy!!
    ¡¡Yo avalo a Pedro Sánchez!!

  2. Se ve que al volcarse se le han perdido los seguidores, porque en uno de los encuentros no se llegaba al centenar y en el otro a las dos centenas. Cada uno ve las cosas como le dá la gana, yo solo le voy a hacer un pronostico, salvo haciendo trampas, Susana no va a ganar y si las trampas le diese el triunfo, el PSOE terminará por ser el nuevo PCE, residuo del pasado, muchos que somos socialistas y afiliados al corriente de pago tardaremos 1 minuto en pedir la baja.

  3. Con este artículo y el de Page, Aparicio tendrá que quitar de su autoperfil lo de “contador de realidades” para sustituirlo por algo así como “cuento la realidad según me va en ella, busco pesebre y he decidido apostar por quien ya tiene uno”.

  4. El artículo del Doctor en Ciencias Políticas pareciera hecho por quien acaba de pasar por caja y haber cobrado. No se puede ser más parcial. Y con el de ayer ya van dos.

  5. Pues esta patulea de políticos, jueces, empresarios y demás acompañamiento del PP, están ahí, porque dos personas, en dos momentos distintos, así lo han decidido:
    1º Pablo Manuel Iglesias que en Marzo del 2016 votó, y por dos veces, para mantener en el gobierno a Rajoy. Y lo hizo con la única intención de que no gobernara un socialista. Y
    2º Susana Díaz que el 1 de Octubre del mismo año, dio un golpe de estado, asaltó por las bravas la sede socialista, nombró una Gestora con sus lameculos, destituyó al Secretario General elegido democráticamente por los militantes, secuestró mas de cinco millones de votos y se los puso a los pies de la derecha mas corrupta de Europa para que eligieran, sin impedimentos, a todos esos jueces, fiscales, directores generales, ministros, etc. que ahora queda claro que están puestos ahí para robarnos.
    Los culpables son los que roban, pero estos dos personajes (el Tirano Melenas y la Niña de Rajoy) son tan responsables como ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × uno =