Con los rescoldos aún humeantes de las 8.486 hectáreas oficiales arrasadas por el fuego en el Parque de Doñana, en Huelva, aunque algunos expertos sobre el terreno elevan esta cantidad a Diario16 hasta las 15.000, la propia presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, ha iniciado una campaña de captación de voluntarios para repoblar lo antes posible esta zona especialmente protegida que ha sido pasto de las llamas y ha llegado a las puertas del propio Parque Nacional, Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad.

No han tardado en surgir voces críticas con esta decisión de la Administración andaluza, sobre todo teniendo en cuenta que chocan frontalmente con las condiciones laborales en las que trabajan los retenes contraincendios del Plan Infoca, servicio de prevención y extinción de Incendios de la Junta.

En este sentido, la portavoz parlamentaria de Podemos en la Cámara andaluza, Teresa Rodríguez, aseguró este miércoles durante una visita a los terrenos calcinados que “hay que mejorar las condiciones laborales de los que apagan nuestros fuegos”. “Debemos proteger a los que nos protegen”, añadió. Rodríguez está convencida de que “es más sostenible generar empleo a partir de la protección de nuestro patrimonio natural que de la extinción de incedios” y coincide con los expertos forestales de Doñana consultados por este diario, que recalcan que los fuegos “se extinguen en invierno”, con un cuidado adecuado de los bosques y un mantenimiento sostenible que evite el abandono, una causa potencial de la especial virulencia de este fuego que ha arrasado casi una décima parte del Parque de Doñana.

Podemos Andalucía denuncia que un trabajador del Infoca cobra aproximadamente unos mil euros netos y reclama por ello luchar contra la “precariedad laboral”. Un peón tiene 14 pagas de unos 1.200 euros, que suben a 1.500 euros aproximadamente para un capataz.

También desde el Partido Popular de Andalucía se ha recriminado lo que consideran una actitud “ventajista” de la presidenta andaluza en la crisis del incendio de Doñana. La portavoz parlamentaria del PP-A, Carmen Crespo, ha pedido a Díaz que concrete en qué se han basado los trabajos previos para la prevención de este tipo de siniestros. La dirigente popular acusa directamente al ejecutivo andaluz de no destinar los recursos suficientes para el mantenimiento de una zona especialmente protegida y vulnerable como es el entorno de Doñana.

El PP pretende impulsar parlamentariamente una declaración institucional en defensa y compromiso de la preservación del parque natural y nacional, idéntica iniciativa que está promoviendo también en el Senado el líder del PP andaluz, Juanma Moreno.

La presidenta andaluza, a través de un tuit, aseguró este miércoles que la Junta habilitará “de forma inmediata mecanismos para canalizar el apoyo ciudadano a la recuperación de la zona incendiada en Moguer”.

Desde la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio se ha preparado un formulario para captar voluntarios que trabajen desinteresadamente en la recuperación de las zonas arrasadas por el fuego. Sus responsables agradecen “a toda la sociedad andaluza su interés en participar en las labores de restauración del terreno afectado tras el incendio de Moguer”. Y añade la nota: “Queremos saber si estás dispuesto a trabajar como voluntario en las tareas de recuperación de Doñana cuando estas puedan iniciarse. Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo en cuanto los técnicos y científicos determinen que se pueden comenzar las tareas de recuperación de este emblemático espacio. Muchas gracias por tu colaboración”.

La secretaria general de CCOO en Andalucía, Núria López, ha asegurado que este gran incendio es “una de las consencuencias más visibles de la política de recortes” de la Junta, explicó a Europa Press. López cree que sólo con más medios y más personal se pueden evitar nuevos grandes incendios como el de Doñana y no con campañas de voluntariado a posteriori.

De hecho, a mediados de junio pasado, la sección sindical de CCOO en Infoca y la Agencia de Medio Ambiente (Amaya) venía advirtiendo que los retenes en servicios mínimos estaban “menos dotados que en otras ocasiones”.

La dirigente autonómica de CCOO retrata la realidad del mantenimiento forestal en Andalucía: “Hay menos personal forestal porque hay menos recursos y hay menos recursos para mantenimiento, y aunque no se pueden controlar las condiciones meteorológicas y las condiciones del tiempo como la sequía, sí hay otras medidas que se puede tomar como el mantenimiento de nuestros bosques y nuestros montes, y eso son más recursos económicos”, puntualizó.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − Once =