El magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, se ha opuesto este martes a dejar en libertad al expresidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y diputado Jordi Sànchez .

De la misma manera que  resolvió con el exconseller de Interior Joaquin Form, el juez instructor considera que no se puede dar descartar el riesgo de reiteración delictiva en caso de ser excarcelado, al tiempo que le reprocha haber revalidado su apoyo a la candidatura de Carles Puigdemont.

Además, el magistrado argumenta que han aparecido nuevos elementos de su participación en los hechos investigados en esta causa  a juzgar por el contenido de la agenda intervenida a Josep María Jové, “que evidencia no sólo la reunión de partidos políticos soberanistas y los representantes de ANC y Ómnium Cultural, sino que aquellos contemplaban la movilización ciudadana como un elemento estratégico para la consecución de la independencia”, entre otros.

El juez rechaza el argumento en el que Jordi Sánchez alega en su recurso que los hechos que se le atribuyen no son constitutivos de delito. En este sentido, indica que durante la instrucción han aparecido “nuevos elementos de soporte” sobre la participación de ANC y de su entonces presidente Jordi Sànchez en los hechos investigados.

Así mismo, el juez reprocha que Sànchez haya revalidado “su compromiso en una candidatura cuyo líder proclama el objetivo de restablecer la dinámica política” que le lleva a estar en la cárcel.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − seis =