La Sala III, de lo Contencioso-Administrativo, del Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, de 20 de diciembre de 2016, que anuló el Decreto autonómico que establecía una jornada de trabajo efectivo de 35 horas semanales para los funcionarios de dicha comunidad.

El Supremo rechaza el recurso interpuesto por la Administración de la Comunidad Autónoma del País Vasco contra dicha sentencia del TSJ del País Vasco.

El alto tribunal declara que “las Administraciones públicas, como es el caso de la Administración autonómica de la Comunidad Autónoma de Euskadi aquí recurrente, al establecer una jornada de trabajo anual para los empleados públicos a su servicio, deben respetar los límites establecidos en la disposición final septuagésimo primera de la Ley 2/2012, de 29 de junio, de Presupuestos Generales del Estado para 2012, que está vigente”. Dicha disposición establece una jornada semanal para el citado personal de 37 horas y media.

El Decreto anulado fue dictado el 2 de febrero de 2016 por el Departamento de Administración Pública y Justicia, y establecía la jornada de trabajo anual para el año 2016 para el Personal Funcionario, Estatutario y Laboral de la Administración de la Comunidad Autónoma del País Vasco. Fue recurrido por el abogado del Estado, a quien el TSJ vasco estimó el recurso, por lo que anuló la disposición.

En las últimas reuniones que han mantenido los sindicatos de la función pública,  con  el Ministerio Hacienda, Montoro les ha transmitido que hay cabida a una posible modificación y el propio ministro confirmó que se puede llevar a cabo “para trabajadores con un turno de noche, policías e, incluso, aquellos que tienen que realizar una tarea previa en casa como podrían ser los profesores”.

El Gobierno vasco cree que nadie en Euskadi va a entender esta decisión judicial “que se entromete, de lleno, en cuestiones de organización interna de nuestro personal público y, menos aún, cuando durante estos 30 años de Estatuto de Gernika, nunca se había recurrido a tribunales la jornada laboral de nuestro personal funcionario”. El portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka ha afirmado  que “este es el enésimo ejemplo de la estrategia de recentralización del Gobierno español que, bajo pretexto de la crisis económica y extralimitándose en sus restricciones, se ha metido hasta en nuestra jornada laboral laminando nuestras competencias y acuerdos sindicales”.

El Área Pública de CCOO de Euskadi insta al Gobierno Vasco a que recurra la sentencia que tumba las 35 horas.

La jornada de 35 horas se trata, no solo de un logro de la negociación colectiva fruto de un acuerdo de Mesa General, sino de una herramienta de redistribución del empleo y de mejora de la calidad del mismo, algo absolutamente necesario en estos días.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + nueve =