Otro regalo para Rajoy y su ejecutivo en la crisis soberanista. Standard & Poor’s, agencia de calificación estadounidense , ha asegurado que no cree que la independencia de Cataluña vaya a producirse, a pesar del discurso del ‘president’ Puigdemont del pasado martes, y ha advertido de que la actual situación, más que a la economía española, perjudica a la catalana, que podría sufrir una “aguda ralentización, y quizás incluso una recesión”.

“La independencia se define no solo por cómo un territorio en secesión se ve a sí mismo, sino por cómo lo ven otros. Creemos que una Catalunya soberana no sería reconocida por un número significativo de Gobiernos nacionales, y desde luego por no por ningún Estado miembro de la Unión Europea”, ha sostenido la firma en un informe.

La agencia, con todo, advierte de que la prolongación de las tensiones políticas durante un periodo extenso puede “deprimir la confianza empresarial y de los consumidores” y afectar a la actividad económica. “Es especialmente el caso en Catalunya”, destaca el documento, que subraya cómo empresas y bancos han sacado su sede social de la comunidad ante el incremento de las “incertidumbres legales y regulatorias”.

 

Finanzas amenazadas 

Cataluña, insiste, sufriría el “mayor impacto” en ese escenario político y económico negativo. Especialmente si, fruto de las tensiones con el Gobierno central, el Govern tiene problemas para refinanciar su deuda a corto plazo o se quiebra el apoyo financiero del Estado a Catalunya. Ello podría llevar, advierte, a retrasos en los pagos a los proveedores o incluso a los funcionarios de la Generalitat.

La agencia colocó la nota de la deuda catalana (B+) bajo vigilancia el 4 de octubre, mientras que la española (BBB+, seis escalones por encima) sigue en perspectiva positiva, igual que la de Barcelona (BBB+) gracias a su limitada relación presupuestaria con la Generalitat. En el informe, apunta que no prevé rebajarlas por ahora, “con la posible excepción de Cataluña.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. Mientras no hagan efectivo cambio sede y domicilio fiscal en LaCaja (La Caixa, en catalán) y nada de eso han notificado a la CNMV -solo han notificado cambio DOMICILIO, que no sede, social- existe alta probabilidad de corralito y crisis de liquidez que afectaría a La Caja en su conjunto o cuando se acabe allí, siendo la misma empresa y con domicilio fiscal allí, ¿no tirarán de las cuentas espejo o estando allí, en Barcelona domicilio fiscal y la sede o centro neurálgico en las Torres? ¿no tomará la CUP los depósitos “espejismo” como rehenes para chantajear al gobierno español para conceder placer entrada UE? ¿o como chantaje para no pagar aeropuertos o instalaciones españolas, etc.? Hoy por hoy los depósitos están en peligro en la probabilidad que cada uno sepa entender.

  2. Ya han creado un nuevo foco de conflicto en España difícil de cerrar y una clara fractura social…. ahora nos tocarán otros cuarenta años de conflicto en Cataluña como antes en Vascongadas…. una pena para España como siempre con heridas sangrantes por doquier, gracias a tanto mangante y tanto nacionalisto vividor. La única reforma constitucional que se debe admitir es aquella que nos lleve a la igualdad económica y fiscal de todos, absolutamente todos los españoles. Ya ha pasado el tiempo de los tontos y el nacionalismo tiene sus vehículos de expresión en la lengua, la cultura y las instituciones, pero no cedamos en lo fiscal ni lo económico; no más privilegios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 1 =