Seguridad y derechos deberían ser los pilares en la gestión de la Dirección General de la Guardia Civil 

Créaselo, sí, Sr. Holgado. Como ya le dijeran durante su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados, y como se lo confirmamos también desde AUGC, usted es el director de la Guardia Civil. Créaselo. No mire para los lados pensando que con sentarse en el sillón es suficiente.

Hay que vencer las resistencias al cambio, tomar las decisiones políticas que le competen y dirigir la Institución hacía su modernización. Y es que poco a poco comienza a “deshojarse la margarita”. Su plana y decepcionante comparecencia en el Congreso de los Diputados, durante el pasado mes de mayo, sirvió para evidenciar que sus discursos vienen ya preparados, y que al leerlos no hace sino evidenciar una continuidad y plagio oficialista que se revelan alejados de toda realidad.

Algo similar ha ocurrido en la definición del proceso que marcará las terceras elecciones al Consejo de la Guardia Civil, órgano colegiado de representación de los trabajadores del Cuerpo y mecanismo para trasladar las demandas de los agentes, donde tras mostrarle las preocupaciones y cambios más necesarios, usted no ha conseguido satisfacer estar demandas.

De esta manera, frente al ejercicio democrático de escuchar y abrirse a propuestas razonables, usted escoge cerrarse en banda y dejar sin atender demandas tan lógicas como que se establezcan dos días completos de votación en todos los puntos habilitados; o ampliar estos puntos de votación en la Comunidad de Madrid, donde existe una gran concentración de votantes; o aumentar las garantías para los delegados que actuarán en estas elecciones.

Sr. Holgado, no deje que le preparen los discursos continuistas, asuma sus responsabilidades, sus funciones, las cuales son suyas, y solo suyas. Como, por ejemplo, dirigir, impulsar y coordinar el servicio de las unidades de la Guardia Civil; organizar y distribuir territorialmente las unidades; proponer los proyectos operativos; relacionarse con los representantes de las asociaciones profesionales o ejecutar la política de personal. También están en su agenda las visitas a los centros de estudios, museos, academias, etcétera, o presenciar desfiles, pero eso no es lo relevante. Debe priorizar, no deje que le mareen de un lado para otro y decida, planifique y ejecute las políticas operativas y de personal que son necesarias para la modernización de la Guardia Civil.

Seguridad y derechos, deberían ser los pilares bajo los que dirigir el área de su Dirección General. Los ciudadanos y los trabajadores del Cuerpo así se lo demandan. Sr. Holgado, es usted el director de la Guardia Civil, y aunque la tentación a finalizar tal aseveración con una interrogación es grande, aún dispone de tiempo para tomar las riendas y conseguir avances. De lo contrario, ya sabe que AUGC se mostrará crítica con su gestión, y muy probablemente las calles vuelvan a llenarse de guardias civiles manifestándose para demandar precisamente lo que no ha sido capaz de llevar a cabo con su gestión, seguridad y derechos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorVenezuela: El plan del Comando Sur
Artículo siguienteEl 49,4% de los catalanes en contra de la independencia de Catalunya

Guardia civil destinado en la unidad de Tráfico de Tenerife, es el secretario de comunicación y portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), mayoritaria en la Guardia Civil.

Ingresó por vocación y pronto se convirtió en un luchador ingénito en la defensa de los derechos de los y las guardias civiles, para conseguir el cambio hacía una Guardia Civil plenamente democrática y del siglo XXI. Actualmente desarrollando el Trabajo Fin de Grado de Sociología, por la universidad de La Laguna, en la realización de un estudio sobre la percepción de ciudadanía de los guardias civiles y su relación con la sociedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − once =