El Tribunal Constitucional ha cerrado su duodécima renovación desde su creación en 1980 en su defensa de los valores de la Carta Magna con un intento frustrado por parte de sectores progresistas y feministas de la judicatura de que se lograra una mayor incorporación de la mujer a esta institución que vela por la Constitución de 1978. Sólo tres diputados autonómicos de un total de 137 diputados y diputadas y una senadora han atendido la reclamación de la Asociación de Mujeres Juezas (AMJE), presidido por Glòria Poyatos.

Desde esta asociación, sus integrantes han promovido, a través del manifiesto ‘Un Tribunal Constitucional equilibrado’, que el TC cubriera con mujeres los cuatro puestos vacantes a propuesta de los parlamentos autonómicos y designados por el Senado. Una iniciativa que ha fracasado por completo después de que solo se haya nombrado una mujer posible de cuatro. “Cierto que esta vez no lo hemos conseguido, pero hemos dado conjuntamente un paso en la reivindicación de una sociedad igualitaria entre mujeres y hombres. Seguiremos caminando para entre todas y todos conseguir esa meta”, apuntan desde la Asociación de Mujeres Juezas.

El Pleno del TC cerró la pasada semana su renovación tras incorporar a los cuatro magistrados designados por el Senado y las cámaras autonómicas (Ricardo Enríquez, Alfredo Montoya, Cándido Conde-Pumpido y María Luisa Balaguer). La duodécima renovación en sus 37 años de historia se cierra con el nombramiento del conservador Juan José González Rivas como nuevo presidente del TC.

Más de medio centenar de organismos y 6.000 personas han apoyado sin éxito la iniciativa de las juezas

El manifiesto elaborado por la Asociación de Mujeres Juezas ha recibido durante su campaña el apoyo de 56 asociaciones y entidades, así como de un total de 6.080 personas, “todas ellas representativas de un amplio espectro social y de la voluntad popular de cambio en materia de igualdad”, apuntan las juezas.

La campaña se inició el pasado diciembre y para ello la AMJE remitió correos electrónicos a un total de 137 diputadas y diputados de los parlamentos autonómicos con la intención prioritaria de que el Senado incluyera candidatas para magistradas del Tribunal Constitucional. “Solo tres diputados nos respondieron”, admiten desalentadas las juezas.

No queda ahí la desafección con que los representantes de la ciudadanía han acogido esta lucha por una mayor representatividad de la mujer en las instituciones del Estado, ya que el pasado 26 de febrero, poco antes de que se procediera a su elección, enviaron también otro correo a 38 senadores y senadoras de los distintos grupos políticos. En esta carta, las juezas adjuntaban el listado con los nombres de todas las personas y asociaciones que firmaron el manifiesto. “Recibimos respuesta únicamente de una senadora”, señalan desde la asociación.

El Boletín Oficial del Estado del pasado 11 de marzo publicó el nombramiento de tres magistrados y una magistrada para ocupar las cuatro plazas del Tribunal Constitucional. Finalmente, la composición de este tribunal –“que debe garantizar el derecho fundamental a la igualdad”, recuerdan las juezas–, estará compuesto como hasta ahora por dos mujeres magistradas y 10 hombres magistrados.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 2 =