Cuando nos empiezan a hablar con eufemismos para idiotas, malo, nos están engañando.

Las cosas dichas con honestidad y sin trampas no necesitan adornos, son directas y claras.

Ya sabemos que “no es lo mismo abstención y apoyo”, señor@s socialistas, pero en su caso sirven a idéntico fin: entregar el poder al actual gobierno.

No nos tomen por tontos una vez más, los “listos” ya se han dado de baja en su partido.

No se puede pretender aparecer como una opción de izquierdas, con hechos de derechas.

O ser un salvaje maleducado el sábado nefasto y una malva el lunes.

Ya está bien de teatros y de postureos fáciles.

Ustedes han perdido hace tiempo el espíritu socialista y aparentan ser un anexo del PP.

Les importa únicamente controlar el aparato del partido para campar a sus anchas.

Sus militantes, por cierto, ya se han percatado de lo poco que cuentan.

Quieren ser oposición, pero cuando lo fueron en los peores años de la crisis, no tuvieron ninguna contudencia para detener los abusos y el desmantelamiento producido en España.

Esa flojedad les ha hecho perder la confianza de los votantes, hartos de palabras sin obras, y es la que les ha matado.

¿Pretenden ahora refundar su partido con la misma indolencia frente a las políticas neoliberales?

Mejor sería que buscarán en sus orígenes la capacidad perdida para luchar contra las injusticias y no instaurarlas.

Duras clandestinidades, sangre vertida en la guerra civil, mujeres y hombres dándolo todo en nombre de la equidad de clases.

Total, para llegar a la miseria de hoy, a querer parecer lo que ya no se es.

Más valdría que cambiasen de nombre o de partido político.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − Doce =