El Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, afirmó en una comparecencia ni siquiera Hitler utilizó armas químicas contra su pueblo «de la misma forma en que lo está haciendo Assad», olvidándose de un hecho muy importante: que Adolf Hitler utilizó cámaras de gas para exterminar a los judíos de Europa. Estas declaraciones hicieron que muchos interpretaran que Spicer restaba importancia al Holocausto. Este venirse arriba del Secretario de Prensa de Donald Trump se produjo cuando intentaba justificar el bombardeo de Estados Unidos a Siria.

«Alguien tan despreciable como Adolf Hitler ni siquiera usó armas químicas». Estas palabras provocaron el rechazo de los periodistas allí presentes. Incluso alguno gritó que «Hitler gaseó a los judíos».

Fue tal la polémica generada por estas palabras que Spicer tuvo que rectificar. Lo hizo en una entrevista dirigida por Wolf Blitzer, hijo de supervivientes del Holocausto, en la cadena de televisión CNN. En dicha entrevista Spicer dijo que había «usado erróneamente una referencia al Holocausto, un hecho para el que no hay comparación. Por eso me disculpo. Fue un error». Blitzer le preguntó que si desconocía que los nazis mataron judíos, gitanos y homosexuales «sacrificándolos con gas venenoso», a lo que Spicer contestó que sí lo conocía y se excusó con que sus palabras sólo iban destinadas a hacer ver el uso que hacía Assad de las armas químicas. «Fue un error hacer eso y, de nuevo, es por eso que debería haberse quedado en ese tema». A lo que añadió que «de ninguna manera estaba tratando de disminuir la naturaleza del Holocausto. Estaba tratando de establecer una distinción de la táctica de usar aviones para soltar armas químicas en los centros de población. Cualquier ataque contra inocentes es reprobable».

Trump y sus asesores no suelen disculparse por sus palabras, por muy salvajes que sean y utilizan sus argumentos para atacar a quienes les han criticado. Por eso la decisión de Spicer de aparecer en la CNN es extraña y tuvo tanta relevancia en Estados Unidos.

Donald Trump y varios de sus asesores ya se han enfrentado a acusaciones de antisemitismo o de hacer declaraciones insensibles del Holocausto. Durante la campaña electoral Trump atacó a Hillary Clinton con un montaje fotográfico en el que mostraba la estrella de David coronada por montones de dinero. En el mes de enero la propia Casa Blanca hizo público un comunicado en el Día Internacional de la Memoria en la que no se hizo mención a los judíos o a los argumentos antisemitas que alimentaron el Holocausto.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × uno =