Desde el Sindicato de Enfermería (SATSE) de Madrid se considera que desde el Gobierno de Madrid, de Cristina Cifuentes, se está limitando la carrera profesional y que no se han hecho los deberes para que esta titulación sanitaria tenga el reconocimiento que merece.

El año 2017 finalizará con la consecución, gracias a SATSE Madrid, del reconocimiento administrativo de la Carrera Profesional para los profesionales sanitarios titulados del SERMAS pero con la sensación de que “desde la Administración se está retorciendo la normativa vigente para hacer una ‘chapuza’ y pervertir un sistema que pretendía ser incentivador y premiar el compromiso del profesional sanitario titulado con la organización”.

“Durante el proceso de adjudicación de niveles, que finalizó sólo hace unos días, hemos podido comprobar cómo se ha retorcido la normativa vigente para que ningún profesional de enfermería y fisioterapia pueda alcanzar el nivel profesional que le corresponde”, indica Teresa Galindo, secretaria general de SATSE Madrid.

Los errores, imputables a la Administración sanitaria, han sido numerosos y continuos, los listados provisionales han aparecido mal, tarde y con centenares de errores y los definitivos parece que van a seguir con la misma tónica. “Da la impresión, explican desde SATSE Madrid, que la Dirección General de Recursos Humanos le da lo mismo hacer bien el trabajo que no. Sólo quieren quedar bien delante del Gobierno regional y hacer ver que han cumplido lo prometido: sacar los listados de Niveles para poder así abonar la Carrera Profesional a lo largo de 2018. Estén bien o mal”.

El Sindicato de Enfermería, bien a través de la Mesa Sectorial, en entrevistas con responsables de la Consejería o mediante escritos realizados por los delegados sindicales de la organización en sus respectivos ámbitos, llevan semanas indicando que el proceso de baremación está mal realizado, que no se computan los méritos que marca la normativa vigente o que el tiempo de trabajo que debía reconocerse no es el que están reconociendo las Comisiones de Baremación.

Los múltiples errores están provocando “gran malestar entre los profesionales de enfermería implicados ya que muchos consideran, con la normativa vigente en la mano, que tienen derecho a niveles de Carrera que no se les está reconociendo”, añaden desde SATSE Madrid.

SATSE Madrid cree injusto que se retribuya la Carrera Profesional a todos los trabajadores del SERMAS. Lo considera un incremento salarial encubierto ya que “no todos los trabajadores del Servicio Madrileño de Salud llevan a cabo investigación o formación continuada”, aspectos esenciales para la retribución de la Carrera.

Por último, desde SATSE Madrid se ha recordado que 2018 será el año en el que el sindicato apostará por la Carrera Profesional no sólo para el personal estatutario fijo sino también para el no fijo “ya que éstos últimos también investigan, también se forman para ofrecer un mejor desempeño de su profesión y su implicación con el SERMAS es total. Es decir, a nuestro juicio cumplen todos los requisitos para estar incluidos en la Carrera Profesional del SERMAS”.

 

Carta conjunta SATSE Madrid – AMYTS

En esta misma línea, desde el Sindicato de Enfermería (junto con AMYTS) se ha remitido un escrito a la Dirección General de Recursos Humanos del SERMAS en el que se denuncia la última instrucción, publicada sin firma y sin registro de entrada, en el que de ‘motu proprio’ se modifican las instrucciones emanadas de la Mesa Sectorial.

Desde ambas organizaciones se insta a la Dirección General de Recursos Humanos a “que no se tenga por efectuada y se mantengan los listados que ya han sido publicados” y que siguieron las instrucciones aprobadas legalmente en la Mesa Sectorial y que “no salieron del cajón de algún responsable de la Dirección General”, finalizan desde SATSE Madrid.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl temporal Bruno mantiene en alerta a toda la península
Artículo siguienteLos hospitales públicos, entre los mejores de España
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 3 =