La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (Plafhc), han inaugurado la exposición “la lucha por la vida”, o la revolución de los pacientes. Ha contado con la presencia de la concejala del Distrito de Arganzuela, Rommy Arce y la Directora del CDI, Belén Velasco por parte del Ayuntamiento, en la que la Plafhc ha pretendido dejar plasmada la encarnizada lucha de los afectados por Hepatitis C por conseguir los tratamientos de última generación que les devolvieran la salud y la vida a miles de pacientes, dejando sin efecto la nefasta estadística de 12 muertes/día por esta enfermedad.

Más de 200 fotos, vídeos de la enfermedad y de la lucha, así como una recreación del encierro de 94 días vivido en el Hospital “12 de octubre” de Madrid, componen el recorrido. La Exposición que, en un principio estaba prevista clausurar el 21 de abril, se prorrogará una semana más. Estará abierta en el Centro Cultural Dotacional Integrado Arganzuela, calle  Canarias,  17  en Madrid, desde las nueve de la mañana hasta las nueve de la noche.

La historia de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (Plafhc), es la de las grandes movilizaciones que han existido en nuestro país, y que significó la batalla por la vida de miles de enfermos contra las políticas sanitarias del Partido Popular. Entre las fotos se encuentran varias del fotógrafo de Diario 16, Agustín Millán. Una lucha que pertenece a los que se movilizaron por conseguir tratamientos para todas y todos.

“La lucha por la vida” tiene el formato de un circuito desde el punto de vista cronológico, y que trata de visualizar tres momentos: Definición de la enfermedad, descubrimiento de los antivirales de última generación y la historia de la PLAFHC-Por la eliminación de la Hepatitis C.

La historia de la Plafhc comienza en 2014 con una performance en la Puerta del Sol. Supuso el punto de partida del derecho a una medicación que ha salvado muchas vidas, y que la ministra Ana Mato, del Gobierno del partido Popular se negó a financiar,

El 1 de marzo de 2015, la plataforma congrega a miles de manifestantes en la gran marcha a las Corte, para exigir al Gobierno de Mariano Rajoy los retrovirales que curasen la hepatitis C. A esta marcha siguió otra aún más larga y numerosa, la marcha a La Moncloa, y se cifró su asistencia en cerca de un millón de personas. La lucha se inició con una cadena humana frente al Ministerio de Sanidad y quizá su encierro más sonado, en el Hospital 12 de octubre de Madrid, donde permanecieron más de 94 días; Tres años después, la satisfacción es amplia, los logros fueron muchos y siguen siéndolo.

Ángeles Fernández, una de las fundadoras de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (Plafhc), echando la vista atrás hace balance de las miles de vidas salvadas, La Plafhc consiguió doblegar al gobierno de Mariano Rajoy, que comenzó a suministrar el medicamento para frenar el virus. Cerca de 80.000 personas han sido tratadas desde el ‘sí’ del Gobierno.

Ángeles Fernández explicó en la presentación las metas futuras del colectivo: “Vamos a luchar por la eliminación de la enfermedad, a buscar conseguir cribados y campañas de sensibilización a nivel europeo, afirmó.

La propia PlafhC presentó un plan europeo para permitir el acceso al medicamento en todo el continente. Y los avances son sustanciales. El año pasado el Parlamento Europeo entregó a la plataforma el premio de ‘Ciudadano Europeo’. La plataforma cifra entre 70.000 y 80.000 las personas que desconocen tener la enfermedad.

Sin la lucha nada habría sido igual, así celebran estos cuatro años que cambiaron la vida de miles de perdonas. “Se han salvado vidas de la muerte inmediata”, recordó Ángeles Fernández en la presentación.

Así escribió el primer mensaje la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (Plafhc) en su Facebook el 26 de diciembre de 2014

“11 (o 12) muertos al día en España por la Hepatitis C, ¿no son suficiente motivo como para que el Gobierno se lo tome un poco más en serio?
HOY, RAJOY, EN EL BALANCE DEL AÑO, Y AL MENCIONAR LA SANIDAD, solo ha dicho que daba las gracias por lo bien que había actuado con el caso de Teresa, la afectada por el Évola (genial que se salvara), pero ¿por qué no habéis salvado a la otra Teresa?, sí, la que murió hace unos días por no recibir a tiempo el Sovaldi, pese a pelearlo”.

“¡Cuánta hipocresía! ¡Cuánto mal hacer! ¡Cuánta insensibilidad!”

Afortunadamente las cosas han cambiado, la siguiente meta, eliminar en toda Europa la hepatitis C.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 3 =