Serenidad y enfriamiento. Hay algo que no me cuadra. Tanta institucionalidad no me cabe en el culo. Sólo soy una persona, como decía la canción aquélla, y lo que he visto me ha hecho dos personas contrariadas. Me aclaro… o no.

¿La Ley del Estado español y sus Tribunales valen o no? ¿La Constitución y su articulado está vigente o no? ¿El Parlamento español representa algo o no? ¿Existe un Estado español o no? Por resumir: ¿esto es una Democracia o no?

Un poco asustado, sin esperanzas y, desde luego, nada crédulo, asisto estupefacto a la Moción de Censura que ha convertido a Rajoy en pasado y a Sánchez en presente más o menos. Y veo que en la guillotina pone sus manos el independentismo catalanista, tanto los parlamentarios de ERC como los del PDeCat, o los de EH Bildu o algunos los miembros de PODEMOS que han diagnosticado la catástrofe hispana desde hace años… y mucho hay de verdad…, seguro, yo habría estado de acuerdo con todos ellos en un porcentaje muy alto de cuestiones.

Conste que mi opinión es que el PP merece lo que le está pasando y añadan un Tribunal bastante más serio y que ataque el fondo de su basura. Conste que yo no creo que sea una buena opción mantener la legislatura porque la censura está dirigida a deshacerse del PP marianista sentenciado, no hay empero alternativa de Gobierno real y viable, me refiero a un programa alternativo al que teníamos; recuerden que nos hemos quedado con ese presupuesto horroroso recién aprobado, una vez más, con un precio a pagar por una Ley Electoral que jamás se va a reformar, porque esa cuota de poder que disfrutan las regiones pequeñas (¡históricas!) hace no sólo que disfruten de mejores condiciones económicas sino que encima son favorecidas por el cocinado de las votaciones para conducir los Gobiernos, no la van a soltar. Sí, ya sé; lo contrario sería condenarlas a la irrelevancia en el Congreso, pero debatamos: ¿a quién representa esta cámara, a la ciudadanía o a las regiones, nacionalidades o lo que quieran ser?

La cosa es que ha ocurrido, Rajoy ha dejado su cargo y nada más y nada menos que Pedro Sánchez es el nuevo Presidente pesoísta del Gobierno Español, todo democráticamente concebido y ejecutado. ¿España es una Democracia? ¿Reconocemos al Estado Español y sus instituciones? ¿Qué es la Constitución Española? ¿Las Leyes y el Poder Judicial son fiables o no?

Qué me dicen de esa prensa constitucionalista anticatalana que ahora repudia la Constitución y sus mecanismos tras arrebatarles el Gobierno con ella; qué me dicen de ese periodismo proseparatista que ahora alaba las virtudes de los mecanismos constitucionales y antes vomitaba contra el 155; España no cambia porque el error es considerar que haya una, no, ni hay una, ni es grande ni es libre.

Soy una persona. Y estoy harto del sino de este país en el que las pandas de infantiles mentales sólo se ponen solemnes cuando les beneficia, cuando les conviene… esta jueza que es símbolo de la dignidad cuando condena al otro, esta Ley que es tan injusta cuando me condena a mí, esta policía violenta cuando no nos está protegiendo a nosotras, o el asqueroso Sistema que me tiene explotado pero sin fijarme si lo que yo vivo requiere la explotación de otros; y esto no es una crítica a los separatistas, es para todo quisque: inmaduras, aleves, simplotes, relajadores de la Democracia, indignos de la Libertad de Pensamiento, que, como dice Lledó, sólo es Libertad cuando hay algo que pensar, que decir.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorAunque hayan sido los jueces los que le echaron
Artículo siguienteUnanimidades
Huelva, 1969. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid (tesis: Obra y edición en Juan Ramón Jiménez. El «poema vivo»; Premio Extraordinario de Doctorado). He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor de instituto, de filosofía, hasta donde lo permita el gobierno actual. Director del Festival Internacional de Música Ciudad de Ayamonte (2002 y 2003). Coordinador de los actos del Trienio Zenobia-JRJ 2006-2008. Asesoría musical para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (2003-2013). Consejo Asesor Literario de la Diputación Provincial de Huelva (2002-2013). Colaboro semanalmente con la prensa escrita en Huelva Información. Junto a Javier Blasco, he codirigido Obras de JRJ, en 48 volúmenes para Visor; he publicado varios ensayos en torno a su concepto de «obra»: -Copérnico y Juan Ramón Jiménez. Crisis de un paradigma (2008) -El materialismo de Juan Ramón Jiménez. (JRJ excavado: alma y belleza, 1900-1949) (2010) -Juan Ramón Jiménez en el Archivo Histórico Nacional: Vol 2. MONUMENTO DE AMOR, ORNATO y ELLOS (2011) -Poesía no escrita. Índices de Obras de JRJ, junto al profesor Javier Blasco (2013) Lejos de tener vocación de cuentista, sí me encuentro cómodo en la prosa corta, lo que me hace deambular entre el relato, el microrrelato, la estampa o el poema en prosa. Veo poco más que comercio en la literatura actual; suelo experimentar con la forma. Mis libros: -Las apoteosis (2000) -Libro de las taxidermias (2002) -Libro de los humores (2005) -Libro del ensoñamiento (2007) -Álbum blanco (2011) -Tenebrario (2013) -De la luz y tres prosas granadinas (2014). -Libro de las causas segundas o Las criaturas (2014, Epub) -Mar de historias. Libro decreciente (2016) He publicado cuentos en diversas revistas y he sido recogido en varias antologías, como Mundos mínimos. El microrrelato en la literatura española contemporánea (2007), editada por la profesora Teresa Gómez Trueba; Microrrelato en Andalucía (2007), edición del crítico Pedro M. Domene, y más recientemente en Velas al viento. Los microrrelatos de La Nave de los Locos (2010) o Mar de pirañas. Nuevas voces del microrrelato español, ambas por Fernando Valls (2012). En el blog literario de este crítico se pueden encontrar textos míos. Mis artículos en: quenosenada.blogspot.com.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − 8 =