Como es habitual en él, Simeone no quiso crear incertidumbre entre sus hombres en la rueda de prensa previa a la semifinal de este martes. Al margen de otras preguntas repetitivas, existía un tema fundamental y que puede afectar mucho al desarrollo de este primer partido en el camino hacia Cardiff.

El Atlético de Madrid llega con sus dos laterales derecho, Juanfran y Vrsaljko, lesionados y con quien ha ocupado ese puesto, obligado por la circunstancias, también en la enfermería. Houston, tenemos un problema.

Porque no es una demarcación cualquiera al jugarse en el Bernabéu. Simeone siempre ha tenido en la línea defensiva uno de los puntos fuertes de su equipo. Y no puede hacer más concesiones. Godin, Savic y Philipe Luis no se moverán de sus posiciones habituales.

Así que tendrá que buscar en el armario al hombre que pueda, cuando menos, cubrir el expediente con acierto.  Dice el Cholo que lo tiene claro. Puede ser. Otra cosa es que se encuentre tranquilo con la decisión tomada.

Acuden los rojiblancos como visitantes y con lo que les gusta a ellos ese estilo, es más que previsible que opten por dejar el balón en poder del Madrid. Vamos que los de Zidane atacarán y no hay que ser muy listo para saber por dónde intentarán tejer la tela de araña.

Ustedes también lo saben, por la banda izquierda suya, derecha del contrario. Y con hombres que a cualquiera le pueden producir miedo. Simeone y su problema. Taponar la banda de Marcelo y de CR sin tener laterales.

PD.- Ayer  se conoció la renovación de Lucas Hernández hasta 2022. Espero que en el nuevo contrato el Atlético de Madrid haya puesto alguna cláusula que penalice al defensa si se vuelve a ver, como lo ha estado, inmerso en juicios de violencia de género y no se vuelva a ir Lucas de rositas como ya ha ocurrido.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nueve − Nueve =