Dimetronic era una de las empresas más importantes de este país en el sector ferroviario. En el año 2.013 la multinacional alemana Siemens compró Invensys Rail, matriz de Dimetronic, por 2.200 millones de euros, pasando a formar parte de la división Siemens Rail. La presencia de las sociedades españolas en la construcción de líneas de Alta Velocidad hizo que las grandes multinacionales del sector ferroviario se fijaran en ellas y las adquirieran debido a los proyectos que estaban surgiendo en diferentes partes del mundo.

En la actualidad, además del AVE La Meca – Medina, Siemens Rail tiene proyectos de señalización ferroviaria en Singapur, Brasil, Venezuela, Mozambique y, por supuesto, España, entre otros países.

Según fuentes de los trabajadores consultadas por Diario16, el último convenio que se firmó en la empresa fue en 2.014. Desde entonces no se ha renovado, lo que está provocando que los salarios estén congelados desde el año 2.015, fecha «en que se llegó a un acuerdo económico donde se aplicaron las subidas salariales previstas. A principios de 2.018, cuando parecía que se había cerrado un acuerdo para la renovación del convenio». Sin embargo, Siemens se descolgó con una condición para que firme: la eliminación de un derecho adquirido por los trabajadores, en concreto, sobre las primas de jubilación anticipada recogidas en el artículo 10 del convenio.

El comité de empresa de Siemens Rail se negó a firmar esa condición, pero condicionó esa negativa a lo que decidieran los trabajadores en asamblea. Los empleados ratificaron lo afirmado por el comité «porque no podían permitir que desde la dirección de Siemens se empezara a recortar el convenio», afirman las fuentes sindicales. La aplicación del artículo 10 supone para los trabajadores muchos millones de euros porque ese dinero debe aportarlo Siemens a una póliza de seguros de 13 millones de euros. Las mismas fuentes nos confirman que este año deberían haber depositado 8 millones, pero «no lo tienen hecho». Según los representantes legales de los trabajadores, esta es la razón por la que Siemens quiere eliminar este derecho.

Como alternativa a la póliza de seguros el comité presentó a la dirección de Siemens una alternativa que fue consultada con un actuario de Comisiones Obreras, un hombre que ha estado presente en las negociaciones sindicales con el Gobierno para la reforma de las pensiones. Esta alternativa no era otra que transformar esa póliza de seguros en un plan de pensiones, lo que significaba que cada trabajador tendría la titularidad de dicho plan. Esto beneficiaba a Siemens porque, además, «se les dio la facilidad para que ingresaran en el fondo de pensiones la cantidad que tendría que tener la póliza de seguro en cinco años y no de una sola vez. Incluso les llegamos a plantear la desconvocatoria de la huelga si se iniciaban negociaciones sobre este asunto. La empresa no ha respondido escudándose en que tendrían que elevar el asunto a Alemania, lo cual nosotros entendemos que es una excusa para dilatar los tiempos y que los trabajadores se cansen de hacer huelga», afirma un representante de los trabajadores.

No obstante, puede haber otras razones que tienen que ver con el hecho de que en el año 2.019 Siemens Rail se fusionará con la multinacional Alstom para crear un gigante europeo que compita en igualdad de condiciones a nivel mundial con la sociedad china CRRC. Según los trabajadores consultados por Diario16, la idea de Siemens no es otra que alargar los tiempos para que, una vez realizada la fusión, el poder del comité de empresa sea muy inferior y, por tanto, poder eliminar derechos adquiridos por los trabajadores.

En medio del polémico ERE de Gamesa se puede comprobar que la estrategia de la multinacional alemana es la misma: comprar una empresa e imponer sus políticas derogando derechos adquiridos. Incluso se están sustituyendo a la alta dirección española por ejecutivos alemanes que, en algunos casos, siquiera hablan español. «Es un modelo de ejercer presión hacia los trabajadores. Primero eliminan las primas por jubilación anticipada para continuar con la derogación de otros derechos adquiridos», nos cuentan representantes del Comité de Empresa.

Lo que no se esperaba Siemens es la gran capacidad de movilización de los trabajadores de la antigua Dimetronic, algo que es sorprendente en el sector tecnológico porque, según los trabajadores consultados por Diario16, «cuanta más cualificación, menos movilización». Ya llevan varias semanas con paros de dos horas de lunes a jueves.

«Estas grandes empresas plantean problemas para los comités de empresa más activos y más combativos porque, al estar el grupo formado por distintas empresas Siemens siempre pone como ejemplo a aquellos comités que firman convenios muy a la baja y con unas malas condiciones para los trabajadores. “Si ellos lo firmaron, ¿por qué vosotros no?” es una pregunta que dejan caer», confirma un trabajador de Siemens Rail a Diario16, quien nos hace una confesión bastante dura al afirmar que «llega a haber comités de otras empresas del grupo que afirman que movilizaciones de este tipo daña la imagen de Siemens».

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 1 =