Es un espectáculo ver a los “barones” del PSOE decir estar dispuestos a anteponer los intereses del partido a los del pueblo sin sonrojarse, que mejor que gobierne el PP a arriesgarse a unas elecciones desastrosas para ellos, y la verdad ahora parece seguro que serían realmente desastrosas una vez se han cargado a su candidato por mantener firme el “no es no” a Rajoy.

Nadie que se considere de izquierdas puede con su voto permitir que el PP, que los representantes del partido de la corrupción, la represión y los recortes gobiernen, pero los llamados “barones” hace mucho que no representan a la izquierda socialdemócrata, se han convertido en garantes del sistema y herramienta de la oligarquía para que nada cambie.

Sin duda lo que está pasando en el estado español es la última etapa de la crisis del sistema político derivado del 78, un sistema moribundo, que está podrido y ya no sirve, pero al que los “barones” tanto del PP como del PSOE de ningún modo quieren renunciar.

Ahora empieza la segunda parte de esta patética obra de teatro que tiene como fin allanar el camino a un nuevo gobierno del PP y vender a los votantes y militantes del PSOE que esta no es solo la mejor opción, sino que es la única que le queda al PSOE, permitir un gobierno del PP.

Cuando los poderes económicos que controlan el estado y los medios de comunicación que son de su propiedad y están a su servicio, entendieron que existían posibilidades de que Pedro Sánchez pudiese alcanzar un acuerdo con Unidos Podemos y otras fuerzas para intentar un gobierno alternativo, pusieron en marcha la maquinaría de desinformación, difamación y demolición contra Pedro Sánchez a nivel personal y contra el posible acuerdo que es lo que realmente les preocupaba.

El aparato de los “barones” preparó un “golpe de estado” contra el secretario general díscolo con las decisiones de la oligarquía del partido, un golpe palaciego evitando a cualquier precio que la militancia del PSOE tuviese voz y voto.

Por otro lado una vez consumado el “golpe” todos los medios de desinformación, hasta los más “progres” comienzan a dar argumentos para la abstención del PSOE, empieza la campaña de descrédito contra los que siguen defendiendo que “no es no” al PP, quieren convencernos de que el voto responsable, el de los que saben de esto de la política de partidos es el que permita un gobierno del PP, aún que sea el gobierno de la derecha más rancia, de los recortes brutales, de las privatizaciones, de la represión, de las leyes antisociales, de los desahucios, de la pérdida de derechos, un gobierno antiobrero, un gobierno corrupto que siembra miseria y miedo para conservar el poder, y según el aparato oligarca del PSOE este partido corrupto debe tener otros cuatro años para acabar con todo.

Los “barones” de unos y otros siguen colocándose en las multinacionales cuando dejan la vida política, se colocan ellos y sus hijos y familiares, siguen utilizando el partido que dicen defender para conseguir un objetivo personal, siguen hablando de patriotismo cuando tienen la patria en su bolsillo y en su cuenta bancaria.

¡Si Pablo Iglesias y tantos otros que lucharon por el socialismo levantasen la cabeza!

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 2 =