Sergio del Molino es, hoy por hoy, uno de los abanderados que más están impulsando y al mismo tiempo innovando un subgénero literario en constante evolución y dinamismo como es el de la autoficción.

El protagonista permaneció a diario más de un año en la puerta de la casa de la titular aragonesa de Educación para protestar por los recortes

Despuntó sobremanera en 2013 con su primer trabajo, La hora violeta, un estremecedor relato sobre la carta que un padre dirige a su pequeño hijo fallecido de leucemia de forma prematura. Ahora, en La mirada de los peces vuelve a partir de un hecho cercano y real narrado en primera persona por el autor pero con un protagonista ajeno: su antiguo profesor de filosofía en el instituto, conocido activista zaragozano que decidió suicidarse en 2016.

Antonio Aramayona se llamaba, conocido a nivel público sobre todo por permanecer cada día durante más de un año a las puertas de la entonces consejera de Educación del ejecutivo aragonés para protestar por los brutales recortes puestos en marcha durante la crisis por los gobiernos del PP. Pero Aramayona fue mucho más que un activista al uso.

Como resalta Del Molino en esta tan apasionante como desapegada y visceral historia, Aramayona fue un catalizador de futuros ‘terroristas’, jóvenes a los que le insuflaba la pasión por el pensamiento crítico contra una sociedad adocenada y aborregada.

Esta bella obra de autoficción está escrita y ensamblada con una maestría de narrador nato y con un ritmo literario incuestionable. Definitivamente, Sergio del Molino ha sido tocado con la varita mágica de la excelencia literaria que sólo los viejos contadores de historias de tiempos inmemoriales tenían.

 

 

La mirada de los peces
Sergio del Molino
Literatura Random House
224 páginas
17.90 €

Comprar

 

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 6 =