Durante la semana pasada se produjeron agresiones a trabajadores de los centros penitenciarios de Albocasser, Tenerife, Villena, Algeciras y Sevilla I. Concretamente el pasado miércoles, 3 de mayo, cinco funcionarios de la prisión Albocasser sufrieron heridas de diferente consideración en tres incidentes graves (tres de ellos han precisado baja médica). El 4 de mayo dos funcionarios fueron heridos en el Centro Penitenciario de Tenerife. El 7 de mayo agredieron a otros dos funcionarios en la prisión de Villena, uno de los cuales tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital de Elda. Ese mismo día hubo otras dos agresiones a funcionarios en el Centro Penitenciario de Algeciras y el pasado domingo, 8 de mayo, otro incidente grave causó agresiones a cuatro funcionarios en el Centro Penitenciario Sevilla I y uno de ellos requirió asistencia de urgencia en un centro médico de la zona.

Según ha denunciado el sindicato CC.OO, estos episodios violentos vienen a reforzar el “abandono al que están sometidos las empleadas y empleados públicos penitenciarios”, a los que la Administración no garantiza el derecho a la salud laboral y “donde las agresiones se están convirtiendo en una pandemia por su reiteración y por la nula respuesta de la Administración Penitenciaria”.

CCOO asegura la situación Instituciones Penitenciarias es “alarmante” con un “déficit de personal de 3.000 trabajadores y trabajadoras”, situación que se irá agravando ante la apertura de nuevos centros penitenciarios y “con una plantilla muy envejecida”.

Esta situación ha provocado que desde Comisiones Obreras se exija al gobierno una Oferta de Empleo Público extraordinaria que posibilite el mantenimiento del servicio público de prisiones y que garantice la seguridad y salud de sus trabajadoras y trabajadores. “Las agresiones, en prisiones, no son inevitables ni están contempladas en la nómina del personal. Se producen porque a los gestores de los centros, y a la cabeza de ellos, el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, no les preocupa este problema porque queda muy lejos de sus despachos”, denuncia CCOO.

El sindicato ha elaborado un Plan integral contra las agresiones al personal penitenciario que aborde todas las causas que confluyen en este fenómeno:

– Hace falta personal suficiente. No se puede seguir trabajando dentro de las prisiones sin personal, poniendo en peligro la salud de las trabajadoras y trabajadores penitenciarios. El plan diseñado por los sindicalistas requiere la presencia diaria de un servicio de Psiquiatría en cada centro penitenciario porque, “las cárceles, como instituciones cerradas, son espacios donde la enfermedad mental requiere un especial seguimiento. Medidas legales como el reconocimiento inmediato de agente de la autoridad al personal penitenciario. Y más formación para afrontar la conflictividad dentro de las prisiones. “No queremos que el servicio público de prisiones sea un gueto donde la Ley de prevención de riesgos laborales no se aplique y donde la salud laboral y la integridad de las empleadas y empleados publicas esté en peligro continuo”, ha sentenciado el sindicato en un comunicado.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 + 3 =