Vacaciones frustradas para más de 14.000 viajeros que tienen su origen o su destino en España por la huelga de pilotos de la aerolínea Ryanair, convocada hoy. En Europa son más de 300 los vuelos que han tenido que ser suspendidos por esta, que está sucediendo en Suecia, Holanda, Irlanda, Bélgica y Alemania.

En un principio, la aerolínea no contaba con el sindicato alemán Vereinigung Cockpit que se ha unido al paro de 24 horas. Así, la repercusión que esperaban se limitara a unos 150 vuelos cancelados en Europa se ha disparado hasta la cifra de 396 con más de 65.000 pasajeros afectados.

Desde la página web de la aerolínea aseguran que ningún vuelo que conecte aeropuertos españoles con irlandeses ha sido cancelados como tampoco ninguno con Holanda. Sin embargo, de los 392 vuelos cancelados por estos paros, 82 son con origen o destino en España.

En España, a pesar de no haber sido secundada la huelga de los pilotos, más de 15 aeropuertos están sufriendo las consecuencias. Entre los aeropuertos con cancelaciones en España están los de Barcelona, Girona, Madrid, Alicante, Almería, Gran Canaria, Ibiza, Jerez, Málaga, Palma de Mallorca, Santander, Sevilla, Tenerife Sur y Zaragoza.

El pasado día 15 de junio, tras un fallido intento de alcanzar un acuerdo, los pilotos decidieron judicializar sus demandas. Por ello, pese a que formalmente apoyan a sus compañeros, no pueden sumarse al movimiento.

El parón está secundado por la Asociación Sueca de Pilotos, los pilotos afiliados a la federación sindical belga, el sindicato alemán VC, el sindicato holandés VNV-Dutch y la Asociación de Pilotos Irlandeses de Aerolíneas.

Respuesta Ryanair

Su respuesta ha llegado en forma de tuit a través de la redes sociales. La compañía afirma que pese a la lamentable e injustificable huelga el 85% de los vuelos agendados operarán con normalidad.

Asimismo, piden disculpas a los pasajeros afectados por este “parón innecesario” y llama a los sindicatos a continuar con las negociaciones en vez de continuar convocando “huelgas injustificadas”.

Huelga histórica

Ryanair ha sido el gran protagonista europeo de este verano. Es la segunda huelga en un mes y la mayor huelga de pilotos de su historia. La aerolínea se enfrenta a unas jornadas históricas de huelgas propiciadas por su tripulación de cabina que reclaman a la compañía, entre otras cosas, que se acoja a los derechos y la legislación laboral de cada país en el que opera y no la irlandesa.

La huelga comenzó en España, Portugal y Bélgica los días 25 y 26 de julio con un parón de 48 horas, después de que los sindicatos que representan a cada país no consiguieran acuerdo alguno. Italia también se unía a esta jornada pero con un parón de 24 horas.

Entre los cuatro países más de 4.000 tripulantes de cabina fueron convocados a participar en la huelga. La convocatoria, liderada conjuntamente por el sindicato luso SNPVAC, ULTRASPORTI/FLTCGIL de Italia, CNE-LBC de Bélgica y los españoles USO y STICPLA, está afectando directamente a los pasajeros cuyas indemnizaciones parece que no van a llegar.

Indemnizaciones

A pesar que desde FACUA-Consumidores en Acción y demás asociaciones alertaban a los viajeros de sus derechos, la aerolínea ha apostado por negar su responsabilidad. “Según la legislación europea, la compensación no procede cuando un sindicato está actuando de manera irrazonable” alegan desde Ryanair culpando a los sindicatos por su actuación.

En caso de que la negativa se prolongue en el tiempo, los pasajeros tendrán que acudir a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea a reclamar, “acudir luego organismos del Ministerio de Fomento y, después, a los tribunales” señala Rubén Sánchez, portavoz de FACUA.

Y es que, todo parece indicar a que se prolongará en el tiempo puesto “saben que las multas que les va a imponer el Gobierno español y el resto de estados miembros son absolutamente ridículas” añade Sánchez.

Del mismo modo, la Organización de Consumidores y Usuarios ha anunciado la puesta en marcha de una acción judicial contra la aerolínea. Exigen indemnizaciones para los pasajeros afectados por los parones y denuncian la “pasividad y falta de cumplimiento” de Ryanair.

La OCU anima a los usuarios afectados a unirse y reclamar puesto que las huelgas “no pueden considerarse causa extraordinaria” al ser su gestación de dominio público. Por ello, la aerolínea  “debería haber tomado las medidas necesarias para paliar las previsibles molestias a los viajeros”.

Asimismo, desde OCU coinciden en que a la compañía “le sale más barato incumplirlo y esperar que el usuario se canse y no acuda a la vía judicial, que es el paso final”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − 7 =