“Se monta el pollo”, en la comparecencia de Álvarez Cascos en el Congreso, en la que el PP llama “imbécil” a Rufián

La vicepresidenta popular de la Comisión de Investigación sobre la financiación irregular del PP, abandona la sesión y se enfrenta al diputado de Esquerra que antes le había guiñado el ojo y le había acusado de ser la “palmera” de Cascos

1

Francisco Álvarez Cascos ha comparecido esta mañana en la Comisión del Congreso que Investiga la supuesta financiación irregular del PP, y “se monta el pollo”, en la que el PP llama “imbécil” a Rufián. La vicepresidenta popular en dicha comisión abandona la sesión y se enfrenta a diputado de Esquerra que antes le había guiñado el ojo le había acusado de ser la “palmera” de Cascos.

Cascos ha comparecido muy desmejorado y dando “largas cambiadas” a los diputados en sus preguntas. El que fuera secretario general del partido con José María Aznar y que después fundó Foro Asturias, partido en el que milita actualmente, ha afirmado que se encargó de las cuentas del partido “por su cargo”, desde 1990 a 1993, cuando el cargo de tesorero estuvo vacante.

La vicepresidenta Beatriz Escudero deja la sesión en el momento más esperpéntico de la comisión con el turno del diputado de ERC, Gabriel Rufián que, tras llamar “palmera” a la vicepresidenta de la Comisión, Beatriz Escudero, por su apoyo a Cascos. Rufián entonces le ha guiñado un ojo a la diputada popular. En ese momento la vicepresidenta de la comisión le ha respondido visiblemente enfadada, antes de abandonar la sala: “no me guiñes el ojo, imbécil”.

“¿Él me puede llamar palmera y yo no le puedo llamar imbécil?”, se preguntaba indignada Escudero, que advertía que si no contaba con amparo de la Mesa abandonaría la comisión. “¿Dónde están las actitudes sexistas y el apoyo de unas mujeres a otras mujeres?”, le preguntaba Escudero a la diputada de Unidos Podemos, Noelia Vera. “Cuando es del PP, no, pero al resto…”, se ha quejado, poco antes de abandonar la sala.

Ya en relación con el objeto de la comparecencia, más allá de la tensión, Cascos ha asegurado que nunca conoció “nada ajeno” a la “contabilidad oficial” del partido y ha calificado de “intachable” el comportamiento de los extesoreros Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta.

El exvicepresidente y ministro de Fomento con José María Aznar ha afirmado que tanto con él como con otros compañeros del partido la relación de Bárcenas y Lapuerta fue “siempre muy correcta”.

“Cuando tuve relación con ellos no he visto nunca ninguna actividad merecedora de reproche”, ha añadido, remarcando que “nunca” conoció “nada ajeno a la contabilidad oficial del PP que auditaba el Tribunal de Cuentas”.

En concreto, Álvarez Cascos fue secretario general del PP durante una década, entre 1989 y 1999, por lo que coincidió con Álvaro Lapuerta como tesorero del PP hasta 1990 y con Luis Bárcenas a partir de 1993. Le sucedió Javier Arenas, que anteriormente compareció ante la misma comisión de investigación.

Cascos formó parte del Gobierno de José María Aznar en los ocho años de su mandato (1996-2004), primero como vicepresidente político y después como titular de Fomento. Después se escindió del Partido Popular de Mariano Rajoy y fundó Foro Asturias, con el que llegó a ser presidente del Principado un año.

El expresidente popular José María Aznar fue el último en comparecer en esta comisión el pasado 18 de septiembre. Aznar aseguró en aquella comparecencia que el PP no tenía una caja b y que no conocía al cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, a pesar de a ver sido invitado a la boda de su hija. Durante su intervención, el expresidente cuestionó la sentencia que condenó al partido como beneficiario de un “sistema de corrupción institucional”. La tensión subió con Pablo Iglesias: “Usted es un peligro para la democracia”, le dijo Aznar.

Antes que Cascos, en la comisión ha comparecido el empresario Alfonso García Pozuelo, que presidió la Constructora Hispánica y que reconoció ante la Justicia haber financiado al PP a través de la red Gürtel y pactó con la Fiscalía, y que se presupone recibió favores de Cascos.

García Pozuelo se ha negado a contestar las preguntas de los diputados. Solo ha tomado la palabra al inicio de la sesión de la comisión para decir que se acogía a su derecho constitucional a guardar silencio, debido a que hay varias causas abiertas en la Audiencia Nacional que le afectan.

El empresario, exdirector general de Constructora Hispánica, reconoció en el juicio por la primera época de la trama Gürtel haber pagado comisiones a cambio de adjudicaciones al cabecilla de la trama, Francisco Correa, y al que fuera alcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y marido de la exministra Ana Mato, Jesús Sepúlveda.

Hoy, no ha querido responder a ninguna de las preguntas de los diputados, incluidas las relacionadas con el exvicepresidente del Gobierno y exsecretario general del PP Francisco Álvarez-Cascos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × dos =