La mayoría opositora en el Parlamento venezolano ha iniciado una investigación a Rafael Ramírez, actual embajador ante Naciones Unidas y expresidente de la estatal petrolera PDVSA, por al menos cinco casos de presunta corrupción que podrían sumar hasta 7.000 millones de dólares.

“Oficialmente abrimos investigación a Rafael Ramírez” en la Asamblea, dijo el presidente de la comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, señalando que se están investigando las supuestas responsabilidades del funcionario en numerosos casos de corrupción dentro y fuera de Venezuela.

Ramírez presidió la estatal petrolera de Venezuela PDVSA durante casi una década hasta el año 2014, por decisión del fallecido expresidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013), que lo mantuvo en todo momento como uno de sus hombres de máxima confianza.

Guevara enumeró varios casos en los que supuestamente está implicado el actual Representante Permanente de Venezuela ante las Naciones Unidas, como por ejemplo como una estafa piramidal llevada a cabo por Francisco Illarramendi en Estados Unidos (condenado a raíz de ese hecho por un tribunal en Connecticut) empleando bonos de deuda de PDVSA, así como el lavado de grandes cantidades de dinero que investigan las autoridades de Andorra, España y Panamá en la Banca de Andorra con dinero presuntamente procedente de PDVSA.

“obviamente iba a quebrar”

El presidente de la comisión de Contraloría de la Asamblea venezolana también mencionó el uso de recursos públicos para comprar bonos del Banco Espíritu Santo portugués, una entidad que “obviamente iba a quebrar”, apuntó el legislador.

Además, se indagará sobre los “negocios de seguros y reaseguros” relacionados con la refinería Amuay en Venezuela, que en 2012 sufrió una explosión que dejó al menos 43 muertos y cientos de heridos. Ese hecho, que según el gobierno fue causado por un supuesto sabotaje, dejó pérdidas por valor de 1.800 millones de dólares que serán auditadas, dijo Guevara.

El diputado aseguró que las investigaciones se extenderán a otras personas afines al dirigente venezolano en Naciones Unidas, incluyendo a Diego Salazar Carreño y Baldo Sansó, primo y cuñado de Ramírez, respectivamente.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 − dos =