Hay una posición en ajedrez que se llama Zugzwang (del alemán “obligación a mover”), en ajedrez, cuando un jugador cae en desventaja obligado a mover, mueva lo que mueva es malo y puede perder. El PP está en zugzwang. Lo están los tres miembros del equipo de la Banca, mercenarios políticos: “Para mí esta época de la globalización viene marcada por esta extractividad…países que están comprando tierras fuera de sus propios países… Van, se instalan… eso es una experiencia de lo global. En el nivel más profundo, es extracción…Van para sacar agua, compran tierras, desplazan a los pequeños y medianos agricultores. Pero el sector más importante es el sector financiero, que ha ganado mucho con esta modalidad de lo global” Saskia Sassen.

Están en zugswang. En la manifestación de mujeres podían oponerse o ponerse el lazo. Malo los dos, pues nadie se creyó lo del lazo ni el feminismo recuperado en una noche, de Ciudadanos y PP, cuando todo lo jugado anteriormente era en contra de las mujeres. En el 2017 hubo 166.620 denuncias de violencia de género. Por mucha bandera que colguemos está claro que este país está empañado por una realidad machista cuyo iceberg visible son las manadas y las monadas que ensucian las redes. Se le acabó la gracia al piropo. El machismo consentido, se ha puesto en evidencia. Y se ha politizado la respuesta. Es decir, es cosa de todas las personas.

En las pensiones, movieran lo que movieran, malo. Nadie se cree la estupidez de la subida de las pensiones y el no hay dinero. Lo más obvio, por el rescate a la Banca a la que deben mucho los tres, y la pagan con lo de todos. Los jubilados ya han visto cual es el color de los que le quitan la pensión y la primera vivienda. Y si suben las pensiones, el amo los manda a la caseta, y si no, los expulsan los jubilados. El futuro de la dignidad tras muchos años de trabajo cotizado se empaña. La injusticia está instalada. Y el hambre, tened presente el hambre, recordad su pasado, ya habita en muchísimos hogares cuya vida no puede dedicarse a la participación en las decisiones de su país, sino al no tan metafórico contenedor en el que muchos escarban. También se ha politizado esta respuesta, es cosa de todas las edades.

En zugzwand en Cataluña. Lucha de burguesías adineradas. La renta de la dureza del PP se la lleva Ciudadanos. El sueño defraudado por los independentistas no tiene movimiento bueno ni legal. La vía plurinacional empieza a tener sentido pero con riesgos de que ERC busque en Comunes y Podemos y PSC aire para mantener el globo del independentismo. A más, lo plurinacional ha de librar dos escollos: el sentimiento de superioridad de los nacionalismos que empaleta al resto de comunidades lo que permite lepenizarlas; y el problema de la igualdad de las lenguas porque no ha resuelto el fracaso escolar. No volvamos a animar a nadie a participar en referéndum si no se concreta el para qué y al servicio de qué y de quiénes. No queme usted retratos del rey, y da igual donde cuelgue su cuadro, lo que habrá es que pensar en decidirse, sin pamplinas, qué modelo de convivencia y qué valores nos unen en un país donde ni los cristianos defienden sus diez mandamientos, o al menos los centrales. Esto también está politizado, es cosa, ya, de todas las Comunidades.

Las huelgas en Ámazon, Inditex, o la mantenida por las trabajadoras de las residencias de Bizkaia, (las tres sin televisar) cuestionan abiertamente el modelo de precariedad laboral de un modelo económico que no conoce límites y se ha propuesto terminar con todos los derechos y marginar toda aspiración de intervención sindical. Las cifras de empleo, empañadas de datos selectivos e intencionadas imprecisiones, ya no pueden ofrecer la imagen de que España va bien porque no hay familia que no tenga a alguien en situación desesperada. Por mucho que digan que prefiero que me roben los míos, está claro que no tiene justificación racional y eso que ciertos medios de desinformación se empeñan en la causa. Y vale de indignarse con el dedo gordo en las redes, en la bélica escenificación de las dos Españas, porque en el fondo es quererse desentender de todo lo anterior que es lo que urge: echarlos, pero para qué. Y ello exige razón política, sujeto político.

Termino con palabras de Manolo Monereo: La democracia participativa, la democracia de la vida cotidiana que proponemos hay que construirla desde ahora. Este Pacto Andaluz por una España federal debería de nacer desde abajo creando «juntas federalistas» en los territorios que rompan barreras políticas y sindicales y que organicen un proyecto de vida capaz de comprometer a las mayorías sociales. Frente a la reacción que pretende polarizar el país entre dos proyectos de la derecha, hay que construir un «sujeto político democrático-popular» que tenga como objetivo cambiar España y cambiar Andalucía. El federalismo que viene necesita la voz justiciera, libertaria y vital de una Andalucía que no se rinde, que no se somete a la oligarquía y que se siente parte de un proyecto colectivo.

Cambien Andalucía por el nombre de su Comunidad o Nacionalidad Histórica y vuelva a leerlo. Ahora que la España empañada del frío de tanta verdad oculta nos cubre inexorablemente los ojos, elija: o aprovechamos a limpiar el cristal o seguimos ciegos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa pobreza educativa crece en un contexto de trabajos precarios y familias empobrecidas
Artículo siguienteDe Mires y pactos
Zamora 1959. Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación. Narrador Oral. En la actualidad dirige la actividad de animación a la lectura del Centro Coordinador de Bibiotecas de Zamora en la que visita una treintena de Centros Públicos de Primaria y Secundaria donde realiza actividades con los jóvenes y niños. Labor que obtuvo el Premio Nacional al Fomento de la Lectura LIBER 2005, Premio Pep Sempere 2007 de la Asociación de Maestros y Profesionales de Arenas de San Pedro y Premio Innovación Bibliotecas Móviles 2009 ACLEBIM. Director pedagógico de la experiencia sobre traducción explicada a los niños, dirigida por Mercedes Corral, "La aventura de Traducir" para el Instituto Cervantes. Como poeta incluido en varias antologías "Todos de etiqueta" la más importante. Tres libros de literatura infantil: "A galope tendido" "Las tres hijas" "Llámame Luna" (traducida al vasco). Colaborador en prensa, radio con programación estable. Miembro del Seminario Permanente Claudio Rodríguez. Miembro Activo políticamente en asociaciones y grupos siempre en la defensa de un mundo rural que desaparece (Grupo de Coordinación de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública en Zamora, fue portavoz del Frente Cívico, hoy portavoz de Podemos Zamora y con responsabilidad en el grupo Rural de Castilla y León). Dirije talleres literarios (ahora para jóvenes, hace unos años con Jesús Ferrero uno para adultos). Y desde hace más de un año colabora con el Día de Zamora donde publica una columna semanal político-social. Ha trabajado en la Formación del Profesorado (cuando aún había esperanza).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 11 =