El primer caos con tintes apocalípticos ha llegado en forma de desaparición de todos los datos bancarios tras la gran tormenta solar sufrida por la tierra en la última semana. Tras inutilizar todos los satélites, los GPS y paralizar la red eléctrica del mundo, causando la destrucción de repetidores y líneas de alta tensión en medio planeta, el primer resultado dramático ha sido que los grandes servidores que contenían los datos bancarios de millones de clientes han sido borrados, así como los discos duros de todos aquellos aparatos que en el momento de su llegada a la tierra estaban conectados con la red eléctrica.

Aunque muchas instituciones bancarias afirman que tienen copias de seguridad de todas sus cuentas y clientes, lo cierto es que ninguna operación bancaria se ha podido realizar en las últimas dos semanas, e incluso algunos bancos ya han confirmado que inexplicablemente han fallado aquellas bases de datos que contenían las copias de seguridad de todos sus activos, haberes, cuentas y depósitos, por lo que retomar sus actividades y poder utilizar los datos en papel, les llevará meses y supondrá una ínfima porción de la información perdida.

El desastre ha paralizado la economía mundial ya que las tarjetas bancarias no se han podido utilizar y las revueltas por todo el planeta se suceden con saqueos a centros comerciales y establecimientos de todo tipo, ya que la falta de efectivo ha extendido el miedo en la mayoría de la población y el abastecimiento de los productos básicos se ha paralizado, haciendo que la mayoría de gobiernos del mundo hayan tenido que decretar diferentes toques de queda y desplegado el ejército para contener los saqueos.

Internet que también sufrió el golpe de la tormenta solar y que durante la primera semana dejó de funcionar al igual que la comunicación por móvil, ha sido uno de los primeros servicios restablecidos parcialmente, pero los datos de perfiles y redes sociales en su gran mayoría han sido borrados, convirtiendo algunos foros en los únicos lugares donde los rumores y las noticias sin confirmar fluyen como la pólvora, aumentando la inseguridad y las hipótesis sobre lo que realmente ocurre en medio mundo, propiciando una histeria colectiva que según algunas fuentes no contrastadas ha hecho que el caos y la violencia por conseguir comida y productos básicos, cause miles de muertos en las grandes ciudades de medio mundo, especialmente en Norteamérica y Europa.

Aunque la televisión no para de transmitir mensajes institucionales que apelan al sentido común y a la tranquilidad, la falta de noticias y los anuncios de que todo se solucionará en pocas horas, ya no convence a nadie tras las dos semanas transcurridas. Incluso circulan algunas hipótesis de que al igual que los datos bancarios, los gobiernos han perdido la mayor parte de su información sobre ciudadanos, administración y gobierno y cuya recuperación, a día de hoy se antoja incierta.

Si la situación no presenta un cambio radical en la información perdida, la reconstrucción del mundo tal y como lo conocíamos puede tardar décadas, ya que el dinero se habrá volatilizado y será imposible confirmar la cuantía que cada ciudadano poseía, lo que obligará a inventar un nuevo sistema económico y social. El capitalismo ha muerto, afirman algunos economistas, de la forma más inesperada. Lo que augura una revolución forzosa y un cambio económico que puede dar lugar a un mundo sin tantas diferencias entre ricos y pobres, pero que también puede llevarnos a una crisis interminable. Los próximos meses serán claves, aunque las perspectivas no son muy tranquilizadoras.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorY mientras tanto…
Artículo siguienteUn 28 de Octubre de hace mucho tiempo
Martius Coronado (Vva del Arzobispo, Jaén 1969). Licenciado en Periodismo, Escritor e Ilustrador. Reflejo de la diáspora vital de vivir en Marruecos, USA, UK, México y diferentes ciudades españolas, ha ejercido de profesor de idiomas, jornalero, camarero, cooperante internacional, educador social y cómo no, de periodista en periódicos mexicanos como La Jornada, articulista de revistas como Picnic, Expansión, EGF and the City, Chorrada Mensual, RCM Fanzine, El Silencio es Miedo, también como ilustrador o creador de cómics en diferentes publicaciones y en su propio blog. La escritura es, para él, una necesidad vital y sus influencias se mezclan entre la literatura clásica de Shakespeare o Dickens al existencialismo de Camus, la no ficción de Truman Capote, el misticismo de Borges y la magia de Carlos Castaneda. Libros: El Nacimiento del amor y la Quemazón de su espejo: http://buff.ly/24e4tQJ (Luhu ED) EL CHAMÁN Y LOS MONSTRUOS PERFECTOS http://buff.ly/1BoMHtz (Amazon)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 18 =