Scarpa, Gonzalo (e)Scarpa, con la primera letra de su apellido agazapada y modernizada en consonancia con los tiempos de los e-books y también de los ya viejos e-mails, es sin duda uno de los poetas más importantes y originales del actual panorama español. Rompedor, encantador, imprevisible, aburridísimo, supergracioso y siempre amable siempre ha logrado sorprenderme.

También en este año, el 2017, cuando en la fértil parcelita electrónica que llevo siempre en el bolsillo salió una nueva seta y era él, y eran cien o doscientas o quizá trescientas personas más, llegando y saliendo, comentando y callando, formando un grupo de guasap que en menos de cuarenta y ocho horas ha cambiado de nombre tres veces y cuyo primer mensaje o semilla o línea arada decía literalmente como sigue:

 

viernes. 21 h. taberna el fin del mundo. cumpleaños de yo. ven, no?

Y naturalmente todos fuimos, de un modo u otro todos fuimos, los cien doscientos o trescientos… o quizá muchos más.

Hay una taberna en el número 28 de la calle del doctor Fourquet, Mad Madrid City, que en efecto se llama del fin del mundo, pero la verdadera taberna donde se celebraba la fiesta, y aún se sigue celebrando al modo de una boda hindú, era el grupo de guasap.

Ha habido tartas volando y ofreciéndose a cuantos por allí entraban o salían, hemos nada en champaña y en palabrería desatada, se han conocido parejas que durarán años o hasta que pase la borrachera, se ha insultado a los desertores del grupo, hubo invitados elegidos al azar a quienes nadie conocía y algunos de ellos han subido al escenario de la pantalla digital múltiple y casi infinita para cantar el japi scarpa y otras canciones profanas.

Scarpa, Gonzalo Escarpa, eScarpa, ha cumplido cuarenta años como debe hacerlo un poeta: haciendo estallar su pequeño mundo y transmutándolo en fuegos artificiales y alegría. Aún durará la fiesta. Aún el año que viene Gonzalo Scarpa volverá a cumplir 40 años, y quizá también el siguiente, y el siguiente. Y yo espero estar allí, repitiendo una y otra vez de las deliciosas tartas que prepara Ana Cá… rodeado de mujeres bellísimas y hombres de ojos asombrados, de seres humanos que -en suma- aman la vida y aman la fiesta; porque ellos son la vida y ellos son la fiesta.

Feliz cumpleaños (e)Scarpa.

 

(Crónica dictada por Javier Puebla y mecanografiada por su siempre generoso amigo Ángel Arteaga Balaguer)

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + 1 =