Nadie sabía dónde estaba Emilio Saracho. Desde hace un año estaba desaparecido. Ni siquiera se presentó en los juicios en los que estaba citado a declarar. Sin embargo, ¡sorpresa!, apareció a través de un artículo de opinión publicado, casualmente, en un medio de comunicación controlado por el Banco Santander porque, por si no lo sabían a ustedes, el diario El País pertenece al Grupo Prisa del cual la entidad cántabra es uno de sus máximos accionistas. No reapareció en una de las cabeceras digitales que utilizó para, por ejemplo, filtrar que el Popular estaba en quiebra —algo que fue negado en un Hecho Relevante ante la CNMV y que costó el puesto al secretario del Consejo por hacer su trabajo—, no, ha escrito ese artículo en un medio del Santander. ¿Por qué será?

Por otro lado, el soporte también ha servido para que Saracho se alinee con las teorías judiciales del banco cántabro y de su despacho de cabecera (Uría y Menéndez), además de los bufetes de abogados que están actuando con conflicto de interés con el Santander y, por tanto, llevando a los afectados a las estrategias judiciales que no tienen más intención que liberar de responsabilidad a la entidad presidida por Ana Patricia Botín.

En ese artículo de opinión, Saracho se quita de encima cualquier responsabilidad culpando a un agujero oculto de 13.000 millones de euros que, supuestamente, tenía el Popular pero que, tal y como hemos demostrado en Diario16, no era tal porque, de igual modo, en estas páginas hemos publicado documentación que demuestran la solvencia de la entonces sexta entidad financiera del país y, sobre todo, que en los primeros meses tras la intervención el Santander se ha beneficiado del Popular en más de 43.000 millones de euros. Señor Saracho, ¿esa cantidad la puede generar un banco con un agujero de esa magnitud?

Por otro lado, el banquero de inversión dice en su artículo que afrontó la presidencia del Popular «por responsabilidad y como una misión de salvamento». Si fue así, ¿por qué a finales del verano de 2.016 en una cena en El Escorial anunció a la flor y nata del sector financiero español que volvía a España para presidir el Banco Popular? ¿Un banquero de inversión como usted, con su prestigio, con un puesto de vicepresidente mundial de JP Morgan, regresaba a España para presidir un pequeño banco comercial? Hay que recordar que el Popular acababa de finalizar una ampliación de capital supervisada por distintas instituciones públicas y privadas, además de iniciar la implementación un plan de negocio que hubiera revitalizado el balance de la entidad que tenía visto bueno y todos los parabienes de todos los supervisores, tanto nacionales como europeos, plan de negocio que fue paralizado por la Secretaría General del Tesoro de Emma Navarro, es decir, por el Ministerio de Economía de Luis de Guindos una vez que Ángel Ron dimitió de su cargo y Saracho era su sustituto, cuando tres días antes habían comunicado al Popular que «no era necesaria ningún tipo de autorización».

En su artículo en un diario del Santander, Saracho dice lo siguiente: «Se ha debatido sin profundidad, a raíz de la resolución de Banco Popular, si esta fue causada por la masiva salida de liquidez o por un problema de solvencia. Este debate es algo artificioso e irrelevante en el fondo». ¿Cómo que es irrelevante cuando la consecuencia de la gestión de Saracho fue la ruina de más de 305.000 familias? Todas las instituciones y todos los analistas han afirmado que la intervención del Popular vino como consecuencia de una crisis de liquidez que fue consecuencia de la operación bajista que se inició cuando Antonio del Valle estaban conspirando para sacar a Ron y colocar a Saracho pero que continuó durante su mandato, llegando bajistas como Marshal Wace (JP Morgan) y BlackRock a ocupar un 24% del capital bursátil del Popular. Esa crisis de liquidez también fue consecuencia de los propios movimientos y declaraciones de Saracho, tal y como ocurrió después de la Junta General de Accionistas de abril o de su filtración de la posible quiebra de la entidad.

Saracho, en el artículo publicado en un medio del Santander, se olvida de mencionar todas las ofertas que ocultó a las instituciones y a su consejo de administración tanto para ampliar capital como para vender activos no estratégicos. Las dos ofertas de Barclays y de Deutsche Bank sumaban 8.000 millones de euros.

Carta Deutsche Bank Anverso
Carta Barclays Anverso

El propio Emilio Saracho recibió un correo de Miguel Escrig en el que le indicaba que Deutsche Bank estaba positivo para la ampliación de capital. ¿Por qué no se comunicó este interés ni a la CNMV ni a su Consejo de Administración? Hubiera frenado la operación porque la Comisión habría tenido que paralizar la cotización y el valor del Popular se hubiese recuperado.

Lo mismo podríamos decir de las ofertas de venta de activos no estratégicos: TotaBank y WiZink. ¿Por qué frenó su venta a BCI? ¿Por qué no respondió a Värde? Las respuestas a esas preguntas no aparecen en el artículo publicado por un medio del Santander. A Saracho no le interesa.

Otra cosa que no cuenta Saracho en el periódico del Santander es su relación con el despacho de referencia del banco cántabro: Uría y Menéndez. Tampoco hace referencia al contrato firmado antes de tener poderes con dicho bufete ni a los 1,5 millones pagados por recibir las instrucciones necesarias para llevar al Popular a un estado de inviabilidad que provocara la intervención, hecho que se desprende del documento recibido el día 2 de junio por Joaquín Hervada:

Saracho tampoco menciona un hecho que es fundamental para la operación y que la Justicia podría tomar como elemento clave para la anulación de, incluso, la propia intervención. Nos referimos, evidentemente, a la firma de la comunicación de inviabilidad que no coincide con la suya:

Carta enviada a la JUR solicitando la intervención del Popular

¿Es su firma, señor Saracho? ¿Tuvo que firmar ese documento el secretario del Consejo porque usted ya se había marchado de la sede del Popular? Esas preguntas no las respondió en su artículo.

El procedimiento de intervención de un banco según el Mecanismo de la Unión Bancaria ha quedado claro que no funciona. Sin embargo, en el Caso Banco Popular es el desenlace de una operación que se comenzó a diseñar, posiblemente, dos años antes, una operación que sin Emilio Saracho no habría sido posible llevar a efecto. En el artículo publicado por El País, un medio del Santander, se ha querido presentar como un mártir cuando, en realidad, el Popular no habría caído si Saracho no hubiese gestionado el banco como lo gestionó.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

8 Comentarios

  1. Este tipo, ademàs de haber participado muy activamente para arruinar a muchísima gente, ahora pretende, o dar pena, o reirse de esa gente. Lo único que puede hacer para limpiar su nombre y el de su família es decir la verdad y señalar a sus jefes y los verdaderos movimientos que se dieron. También olvida hablar en su carta de los volúmenes de intercambio de acciones de los días previos, no fueron en absoluto normales.

  2. Magnifico articulo Señor Cano, y con toda esta documentación donde esta la justicia por que la Fiscalia no actúa de oficio de una maldita vez este país tiene menos seguridad Jurídica que Corea del Norte todo esta corrompido hasta el tuétano

  3. Toda esta gentuza prefieren ir a la cárcel diciendo que son inocentes y no devuelven el dinero, ya lo hemos visto en muchos casos y el último el mangarín,

  4. https://www.youtube.com/watch?v=cWaC42esLIg

    129000 ESTAFADOS POR EL SANTANDER EN EL 2007 EL SANTANDER ESTAFO A SUS CLIENTES CON UNOS BONOS QUE SE EMITIERON PARA LA COMPRA DEL BANCO HOLANDES ABN POR PARTE DEL SANTANDER.
    DONDE LOS ESTAFADOS PERDIERON MAS DEL 55% DE SU INVERSION ,LES ENGAÑARON PROMETIENDOLES UNA RENTABILIDAD DEL 7,5 % EL PRIMER AÑO.
    LO HORRIBLE DEL CASO ES QUE SE LLEVARON 7000 MILLONES DE EUROS CON ESTA ESTAFA .
    ESCONDIERON LA INFORMACION VERDADERA DEL PRODUCTO A LOS CLIENTES.
    EL TRIBUNAL SUPREMO CONDENO AL SANTADER A PAGAR UNA MULTA DE 17 MILLONES DE EUROS DE MULTA QUE HABIA IMPUESTO LA CNMV .
    ESTO ES RIDICULO EL SANTANDER CUANDO LE CONDENA LA JUSTICIA ESPAÑOLA SE SALVA CON MULTAS DE CARA A LA GALERIA, DESPUES DE EMBOLSARSE 7000 MILLONES DE EUROS QUE LE PONGAN UNA MULTA DE 17 MILLONES DE EUROS AL SANTANDER SE LA SUDA.

    OCURRE IGUAL QUE CUANDO SE FUERON DE ROSISTAS CON EL ASUNTO FALCIANI .OTRA MULTA RIDICULA SE SALVAN DE LA CARCEL Y A SEGUIR DELINQUIENDO Y SE ESCONDE EL ASUNTO.
    NO SE PUEDE ESPERAR NADA DE LA JUSTICIA ESPAÑOLA .

    EL BCE EUROPEO Y LA JUR SON UNOS ESATFADORES PERO SE PUEDE CONFIAR MAS EN LA JUSTICIA EUROPEA QUE EN LA ESPAÑOLA.
    UN CASO CLARO LAS CLAUSULAS SUELO

    La justicia europea obliga a la banca a devolver todo lo cobrado por ‘cláusulas suelo’
    El Tribunal de la UE falla en contra del sistema financiero español, que debe retornar al menos 4.000 millones abonados por los hipotecados antes de 2013

    ESO SI ES JUSTICIA AUTENTICA HACIENDO DEVOLVER TODO EL DAÑO QUE HABIAN COMETIDO LOS BANCOS
    LO DE LA JUSTICIA ESPAÑOLA CON EL BANCO SANTANDER ES DE CACHONDEO
    ESPERO QUE FUNCIONE CON EL CASO BANCO POPULAR EUROPA SE JUEGA SU SUPERVIVENCIA,
    ACTUANDO CON IGUAL CONTUNDENCIA ,CONTRA LA JUR y EL BCE y SU ACTUACION NEFASTA

    https://elpais.com/economia/2016/12/21/actualidad/1482306332_458117.html

  5. Sigue la sangría en el Santander 4,65 euros y sigue a la baja
    El Santander es bajista hasta donde alcanza la vista
    le está sentando muy mal el robo del popular y lo que le espera

  6. Saracho es un sinvergüenza, un ratero, un vendido al Santander, bien pagado por haberse cargado al Popular. Me alegraría que sufriera tanto como nos ha hecho sufrir a los 305000 robados, pero bueno si prefiriese hacerse un blesa (lo entendería ). De Andreu no esperéis nada, está al servicio del Estado, no es independiente (es un anticastro ). El TGUE, ES PROBABLE QUE DICTE A FAVOR NUESTRA, pero la presa de la boca al Santander nadie se la va a sacar, es su supervivencia. Al final es probable que Europa nos indemnice, pero habremos perdido dinero, el 10% como mínimo ! Y el guindillas riéndose de nosotros desde Bruselas. POR favor, QUE SE pongan de acuerdo él y cucaracho y se vayan de caza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − ocho =