El Ejido es una de las localidades con más renta per cápita de España. Según algunos analistas, el más rico del país o, al menos, el que más sucursales bancarias tenía por metro cuadrado. Su economía está basada en el fomento de turismo de calidad y, sobre todo, en la explotación agraria a través de invernaderos. Sin embargo, el municipio Almeriense también tiene un récord oscuro: el llamado Caso Poniente por el que se saquearon aproximadamente cien millones de euros a través de una red de empresas creada para sacar beneficios a través de los contratos públicos licitados por el Ayuntamiento.

El ex alcalde del PAL (una escisión del Partido Popular) Juan Enciso presuntamente adjudicaba contratos a más de veinte sociedades a través de la Empresa Mixta de Servicios Municipales de El Ejido (Elsur), una sociedad participada en un 70% por Abengoa y en un 30% por el Ayuntamiento de El Ejido. Esta empresa externalizaba actividad a unas treinta pequeñas corporaciones que facturaban servicios que no se habían llevado a efecto o, directamente, inflaban las facturas. Este dinero retornaba en especio o en forma de regalos posteriormente a los políticos y funcionarios de la trama.

Dentro de la documentación investigada durante la instrucción judicial se ha comprobado cómo Elsur pagó facturas de hotel, contrató a familiares del alcalde o se hizo cargo de la construcción de una bodega y un cortijo a Enciso por más de 100.000 euros. Una de esas empresas subcontratistas pagó la boda en el hotel Ritz de Madrid al entonces interventor del Ayuntamiento, José Antonio Alemán quien, según la documentación manejada por el juez de instrucción, recibió mordidas y sobornos por valor de 7 millones y medio de euros.

El Juzgado de Instrucción de Almería ordenó el procesamiento de 65 imputados por delitos de cohecho, falsedad en documento mercantil, prevaricación y blanqueo de capitales. El propio Juan Enciso pasó 8 meses en prisión provisional y en la actualidad se encuentra en libertad a la espera de juicio.

La Abogacía del Estado ha solicitado penas que suman 733 años de prisión para los principales cabecillas de la trama entre los que hay funcionarios, políticos y empresarios. Entre las peticiones de penas destacan los 49 años solicitados para Juan Enciso y los 42 para José Antonio Alemán.

Almería es el nuevo territorio en el que la corrupción del Partido Popular está aflorando. Comunidades Autónomas como Madrid y Valencia han sido las que se han llevado todo el protagonismo con casos como Gürtel o Púnica, pero también tenemos los problemas judiciales del ex presidente murciano Pedro Antonio Sánchez. En Almería el protagonista absoluto de las investigaciones de la Fiscalía Anticorrupción es Gabriel Amat, alcalde de Roquetas de Mar, Presidente de la Diputación y del Partido Popular Almeriense con casos de especulación urbanística como el de Las Salinas o el de La Fabriquilla, ambos explicados en Diario16. Sin embargo, El Ejido también tiene su historia puesto que Juan Enciso fue alcalde de la localidad almeriense durante 20 años, primero en el Partido Popular y posteriormente en el Partido de Almería (PAL). El modus operandi es el mismo que en Madrid, Murcia, Valencia o Roquetas de Mar: utilizar el dinero público para un presunto enriquecimiento personal. La justicia ha tardado casi diez años en el Caso Poniente y parece que los responsables serán juzgados con las peticiones de cárcel adecuadas para los delitos cometidos, no sólo contra las arcas públicas, sino, sobre todo, contra el pueblo español.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × dos =