Latinoamérica aguarda con optimismo y expectación el próximo viaje por la región del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que visitará Colombia, Chile, Bolivia y Costa Rica. Este periplo pretende, entre otros objetivos, demostrar que el nuevo Gobierno socialista tiene entre sus principales prioridades la recuperación del peso de España en el subcontinente, que celebrará este 2018  la XXVI Cumbre Iberoamericana el mes de noviembre en la ciudad de Antigua, en Guatemala.

En este sentido, el presidente de la Conferencia Eurocentroamericana, David Balsa, ha expresado en declaraciones a Diario16 “los buenos augurios existentes tanto en Centroamérica como en Suramérica respecto al éxito de la Cumbre Iberoamericana”, cita bianual clave para la diplomacia española desde su creación en 1991.

Balsa ha resaltado también “la excelente preparación y organización de esta gira por parte del nuevo director del Departamento de Internacional de Presidencia del Gobierno, el diplomático José Manuel Albares”. En este sentido, David Balsa resaltó la importancia de que Albares conozca de primera mano Latinoamérica al haber desempeñado tareas destacadas en la Embajada de España en Colombia, así como contar con una perspectiva global y una defensa de la multilateralidad  avalada con una brillante hoja de servicios, dada su amplia experiencia en otras aéreas y embajadas como Francia, la OCDE o en la Dirección General de África Subsahariana.

Tal como avanzó Diario 16 en su día, desde el Palacio de La Moncloa se está demostrando una especial sensibilidad y receptividad ante las preocupaciones de Latinoamérica, lo que refuerza el papel de España como interlocutor y puente entre la Unión Europea y la región sudamericana. Los principales retos del nuevo Gobierno español, en opinión de las fuentes diplomáticas latinoamericanas consultadas por Diario16, “se centrarán en la Unión Europea y Latinoamérica y en la conciencia de que ambas están interrelacionadas según la tradicional visión de la acción exterior española”.

En Europa ya se han conseguido importantes éxitos diplomáticos, afianzando la relación con la canciller Ángela Merkel y con el presidente Emmanuel Macron. Tanto Alemania como Francia, como se ha visualizado claramente en las recientes cumbres europeas y en la reunión de la OTAN en Bruselas, tienen al nuevo Gobierno socialista español como un socio fiable y predecible que apuesta por la integración europea.

Ante la visita del presidente Pedro Sánchez a cuatro países latinoamericanos existe coincidencia en que los asuntos económicos, junto a la preparación de la citada Cumbre Iberoamericana de noviembre en Guatemala, serán temas centrales de la agenda.

España es miembro observador de la Alianza del Pacifico, un potente bloque comercial integrado por las principales economías de la región. En otro ámbito España está impulsando en Bruselas la firma de un Acuerdo de Asociación y Libre Comercio con Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay) que, como ya ocurrió en su día con un tratado similar suscrito con Centroamérica, beneficiará sin duda el incremento de las exportaciones españolas a la región.

Existen igualmente amplias expectativas en las principales cancillerías e instituciones latinoamericanas consultadas por Diario 16 para establecer una nueva etapa de relaciones más intensas y fluidas con España, tras diversos desencuentros en los últimos años por cuestiones de índole político y sobre todo comercial.

Igualmente, se señala desde la región que el apoyo de los países latinoamericanos ha sido clave para el acceso de España al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas durante dos mandatos en los últimos quince años, así como en diversas agencias de la ONU como la Unesco o la FAO.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 6 =