Pedro Sánchez continúa en la línea que ha adoptado desde hace unos días, y tras acusar a Torra de ser el Marie Le Pen español, ahora ha asegurado que el president de la Generalitat “no es más que un racista al frente del Govern”. Ha asegurado además Sánchez que Torra tiene mucho que ver con los movimientos supremacistas en Europa, y ha aclarado la propuesta de ley del PSOE para una Ley de igualdad de trato.

Para el líder socialista es necesario que “todos los partidos estemos unidos” y quiere recibir el apoyo de las formaciones políticas ante la proposición de ley del PSOE. La fórmula de esta Ley de igualdad de trato recrudece las sanciones contra “cargos públicos que actúen planteando fórmulas de discriminación a sus ciudadanos”. Y ha aclarado que esta ley no actuaría contra los tweets que le han puesto de ejemplo como los de Torra, porque asegura “hay que diferenciar entre acción y libertad de opinión”.

Ha aprovechado Sánchez para criticar al Gobierno de Mariano Rajoy, asegurando que para “enfrentarse a este desafío” secesionista hace falta “una estrategia política que no tiene este Gobierno”. También ha asegurado que es necesario una actualización del Código Penal, y en concreto pide la modificación del delito de rebelión, porque recuerda el líder socialista que “data de la época de los levantamiento militares”, y entiende que “no estaba preparado para el tipo de rebelión de políticos que quiere subvertir el orden constitucional”.

Sánchez ha afirmado además que “el partidos socialista va a estar vigilante” frente “al racista que está al frente de la Generalitat”, y ha pedido la unión de todas las fuerzas políticas porque entiende que el Govern de Torra es una amenaza para Constitución. Ha reiterado el líder del PSOE que se trata de “una cuestión pre-política” en la que “todas las formaciones deben estar acuerdo y actuar en consecuencia”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 3 =