Pedro Sánchez no pierde el tiempo y avanza una reunión en los próximos días con los líderes Pablo Iglesias y Albert Rivera. Los que se “autodenominaron partidos del cambio”, son puestos a prueba por el secretario general del PSOE para “cambiar del Gobierno”, ya que el Ejecutivo de Rajoy, “facilita la corrupción” según ha señalado en repetidas ocasiones el primer espada de los socialistas.

En una entrada histórica, y motivado después de su revalidación política en el 39 Congreso Federal, Sánchez ha cruzado el umbral del Congreso, –no había regresado desde su dimisión-, para coordinar con sus diputados y senadores una “mesa del cambio” a la que también va a convidar a Ciudadanos y Podemos, con la tentativa de incluirlos en un frente común para situar al PP en la oposición política.

El rifi-rafe antiguo entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, ha vuelto a revalidarse, demostrando que la tregua temporal entre ambos, ha caducado. Rajoy pidió “moderación” a Sánchez, -una palabra habitual en el Presidente-, mientras Sánchez invitó al líder del Ejecutivo a que “tenga decencia”. Precisamente esta batalla política se zanjó con la dimisión de Sánchez, que entregó su escaño meses atrás, con tal de que Mariano Rajoy no fuera Presidente, afianzando más que nunca su postura contraria a la abstención, enfrentándose al PSOE.

El secretario general ha puesto rumbo a La Moncloa, bajo el lema: “La Moncloa, ganar a la derecha”. Sánchez apuesta por una opción de cambio, liderar esta renovación política, avivar el Congreso, y para ello, cuenta con el apoyo mayoritario de sus diputados, senadores, y eurodiputados. Principalmente, el equipo del líder socialista de la mano de las nuevas direcciones y sus portavoces con Margarita Robles en el Congreso, Ander Gil en el Senado, y la eurodiputada Iratxe García, en el Parlamento Europeo, incidirán en políticas sociales, y en la recuperación del empleo en España.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + 19 =