El PSOE con su secretario general al frente ha dado marcha atrás en la reprobación a Soraya Sainz de Santamaría después de anunciarlo en el Congreso y ante los medios y de recibir críticas por voces aún potentes del partido, como los ex barones y ex dirigentes de comunidades autónomas, entre otros.

A la espera de la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, los socialistas congelan la reprobación a la vicepresidenta del Gobierno por las cargas policiales del 1-O, a pesar de lo anunciado hace nueve días desde el Congreso.

Oficialmente, Robles ha anunciado que el aplazamiento se debe a la comparecencia, mañana, del presidente del Gobierno ante el Pleno del Congreso para dar cuenta de su actuación frente al desafío independentista. “Mañana viene el presidente del Gobierno”, ha explicado Robles, “y vamos a esperar a escucharle; después, tomaremos las decisiones que correspondan”.

Robles ni siquiera ha descartado que el PSOE pueda finalmente descartar esta polémica iniciativa, que levantó ampollas en parte del Grupo Socialista en el Congreso.

Todo hace pensar que el cambio de opinión del PSOE tiene lugar debido a la crisis soberanistas que hoy podría ver la luz o agravarse en función de las palabras de Puigdemont de esta tarde en el Parlament catalán.

En la reunión del Grupo, los socialistas debatirán sobre el sentido de su voto en la moción de En Comú Podem que se debatirá esta tarde en la Cámara Baja y que busca que todos los grupos fijen posición sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña en caso de que esta tarde el presidente de la Generalitat declare la independencia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorUn médico se masturba delante de una paciente tras atenderla con un fuerte dolor de espalda
Artículo siguienteLa posguerra que nos viene

Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible.
Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann.

Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública.

Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + 15 =