El líder socialista, Pedro Sánchez, ha nombrado, con el acuerdo de la gestora, al diputado valenciano José Luis Ábalos portavoz provisional del grupo parlamentario, en sustitución de Antonio Hernando, quien presentó su dimisión una hora después de conocerse el resultado de las Primarias.

Ábalos, secretario general de la provincia de Valencia, es una personas muy cercana a Sánchez. De hecho,fue el coordinador adjunto de su campaña de las primarias.

Es un reconocimiento a Ábalos, después de que éste consiguiera uno de sus mejores resultados en la Comunidad Valenciana pese a que el presidente autonómico, Ximo Puig, apoyaba a Susana Díaz.

Sánchez ha recalcado su apoyo institucional “a todos los Gobiernos regionales” del PSOE, que preside siete comunidades autónomas. Y serán los afiliados los que decidan el rumbo de sus federaciones a nivel autonómico y provincial, ha añadido. García-Page ha trasladado su felicitación “con franqueza” a Sánchez tras meses de un proceso interno “áspero, duro y descarnado”.

Sánchez ha reconocido desde la sede de Ferraz que ni el presidente del Gobierno Mariano Rajoy ni nadie del PP le han felicitado por su victoria en las primarias. Sí lo han hecho el resto de líderes políticos, incluido el Rey de España. Estas primeras consideraciones sobre sus planes las ha realizado Sánchez en la sede del PSOE donde ha saludado y se ha reunido en asamblea con los trabajadores y después ha mantenido un encuentro informativo con los medios de comunicación.

Mientras, el nuevo secretario general del PSOE trata de llegar a acuerdos con las delegaciones del partido para evitar que acudan al congreso sólo representantes de quienes apoyaban a Susana Díaz.

Pedro Sánchez, ha asegurado que su intención es rodearse de un equipo en el que estén representantes de las candidaturas de Susana Díaz y Patxi López. Si es así, se verá en el congreso del 16 al 18 de junio atendiendo no tanto a criterios territoriales sino de especialización. Asimismo, tratará de que a ese congreso lleguen listas unitarias y que no se reproduzca el enfrentamiento entre las tres candidaturas. La idea de Sánchez es que la ejecutiva sea paritaria e intergeneracional. En ella no habrá líderes territoriales, sino que tendrán su propio órgano como ahora, el consejo político federal, que presidía Susana Díaz.

El nuevo secretario general del PSOE tenía previsto reunirse con Javier Fernández, presidente de la gestora.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte − 3 =