“El PSOE no se doblega ante chantajes”. Con esta contundencia y en menos de media hora, el líder de los socialistas ha solventado la reunión in extremis que Mariano Rajoy ha mantenido con Pedro Sánchez, a las puertas de un trascendental debate de investidura, para intentar lograr la abstención de los 85 diputados del PSOE para la investidura del líder conservador.

Sánchez ha criticado al candidato a la Presidencia del Gobierno por el PP por amenazar con la celebración de unas terceras elecciones generales en apenas un año, que se celebrarían hipotéticamente el 25 de diciembre. Sánchez ha calificado a esta estrategia de amenaza del PP de “chantaje”.

Pese a todo, el líder socialista asegura que “el PSOE estará siempre en la solución”, dijo con un tono enigmático en la rueda de prensa posterior a la reunión de ambos líderes, que Sánchez ha definido de “prescindible” y que se ha terminado en apenas 20 minutos con los ya consabidos dos noes que el PSOE dará en esta sesión de investidura que se inicia este martes 30 y se cierra el miércoles 31.

El líder del PP, por su parte, ha dicho tras la reunión que “el PP tiene 52 escaños más que la segunda fuerza política, antes eran 33 más”, dijo Mariano Rajoy para argumentar lo que considera una “obligación” de la segunda fuerza política para “desbloquear” la situación política en España para que se conforme un gobierno, algo hasta ahora imposible desde el pasado 20 de diciembre.

Rajoy volvió a repetir en la rueda de prensa posterior a la cita con Sánchez cual mantra el mismo argumentario sobre la urgencia de formar un gobierno que evite las terceras elecciones generales en diciembre próximo. El líder del PP se arrogó el patrimonio del “sentido común” y de la “lógica” en su estrategia para que el PSOE se abstenga y lo deje gobernar con el apoyo insuficiente de Ciudadanos y Coalición Canaria.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − tres =