Malasaña, el barrio de moda (que sí, que Lavapiés también, pero es que yo soy más fan de lo hipster). Lleno de chinos latas, modernas y hippies perroflauteros, lleno de gente por sus calles y plazas buscando sitios, al aire libre o a cubierto, para trincarse una birra y, con suerte, una tapita de olivas o de patatas fritas (que esto no es Granada, es Madrid, aquí las tapas van justas). Malasaña nunca duerme, y si no, salte a dar una vuelta un lunes a las 4AM a comprobarlo a cualquiera de las calles de moda: calle Pez, La Palma, Espíritu Santo o San Vicente Ferrer.

Pues bien, como buena habitante de la noche que soy, os traigo una lista de baretos a los que acudir como refugio del sol después del trabajo o antes de él (que con los contratos que hay ahora nunca se sabe) a embucharos una buena cerveza (o un copazo, hay para todos). Enjoy!

PARENTAL ADVISORY: muchos bares de esta lista pueden servir garrafón.

MODERNAL ADVISORY: si llegas a alguno y ha desaparecido… No me hago responsable, la gentrificación actúa muy, pero que muy rápido (que se lo digan a Lavapiés).

C/ Colón nº 5

 

Con parte de restaurante (que por ahora no nos interesa) El Mandil es un bar que hace esquina en la calle Colón y ofrece unas cañas y tapas bastante decentes, además de una tarta de queso que quita el hipo.

C/ Colón nº 11

 

Se postula en esta lista como lugar de paso en el que tomarte una caña o una copa rápida. Un bar pequeño y encantador donde sirven cañas, mojitos y porciones de tarta.

C/ Colón nº 13

 

Uno de los mejores bares de Madrid. Tiran la cerveza a nivel experto y venden unas conservas que harán que se te caiga la baba. ¿Lo mejor? Su cazón y su salmorejo. Es un bar obligado si vives en Madrid, así que si todavía no has ido… ¡Estás tardando! Hasta hace tiempo hacían concurso de beber pintas de esos de ¡Traga traga traga! Pero, desgraciadamente, ya no.

C/ San Vicente Ferrer nº 25

 

Puede que estuvieras en la antigua mezcalería, pues ahora se han cambiado a un local mucho más grande y más de tipo garito, con más música. Fue la primera (y auténtica) mezcalería de Europa, tienen otros tres negocios como este en México, osea, calité.

C/ San Vicente Ferrer nº 27

 

Un antro del que nos encantan sus pintadas, sus palmeras de neón, sus precios y sus camareros que, además, son los dueños. Con el puerta más majo que te puedas echar a la cara el Ocean es el sitio ideal para pillarte el moco barato antes de salir. Y ojo, que no es garrafón. Eso sí, quien avisa no es traidor, siempre está hasta la bandera. Pero será por algo, ¿no?

C/ San Vicente Ferrer nº 53

 

Lo incluimos en la lista de bares Malasañeros, pero más que un bar es un espacio cultural muy pero que muy molón en el que hay exposiciones, charlas, eventos… Y a la vez tomarse una caña y un aperitivo.

7El Rincón

C/ del Espíritu Santo nº 26

 

Pegadito a una de las mejores pizzerías de Madrid, el Cambalache, este (literal) rincón es un bar en el que tomarse una cañita con un pincho de tortilla. Buena decoración, gente maja y una plaza llena de bares y cafeterías.

C/ del Espíritu Santo nº 19

 

El bar ideal para llevar a una chica. Lleno de luces de navidad de colores, la dejará con la boca abierta pensando que está en el lugar perfecto. ¿A cambio? Cerveza un pelín más carita. Quien algo quiere…

C/ Velarde nº 18

 

Mítico donde los haya, La Vía Láctea mezcla gente de todas las procedencias, de todos los estilos, y de todas las clases, porque es un lugar perfecto para la previa, que te voy a contar de ellos que no sepas ya…

C/ Velarde nº 29

 

La cerveza artesanal está de moda, porque… ¿Y lo que mola ver cómo la hacen delante de tu cara y luego bebértela? En La Fábrica Maravillas podrás disfrutar de sus cuatro variedades (parecen pocas, pero pegan un pelotazo que no veas) de cerveza artesanal en directo.

C/ Corredera Alta de San Pablo nº 13

 

Un restaurante mexicano que se convierte en bar al caer la noche. Margaritas, chupitos de tequila… ¡Dale duro wei! ¡No seas marico!

C/ Corredera Alta de San Pablo nº 26

 

Otro lugar en el que has estado y, probablemente, te has emborrachado, porque, con las copas que tienen… Un bar muy loco que quizá ya está muy visto pero que siempre estará ahí cuando lo necesites.

C/ Corredera Baja de San Pablo nº 51

 

Un sitio ideal, de decoración también ideal, para charlar con un amigo cuando os apetezca un lugar tranquilito y con personalidad.

 

C/ Corredera Baja de San Pablo nº 47

El Gorila es un bar que mezcla bagels con cerveza de Brooklyn y que da la sensación de no cerrar nunca, pero nuna nuna, sus puertas. Cerveza, café, copa, desayuno… ¡Con el Gorila nunca se sabe!

C/ La Palma nº 4

 

Aquí no es que hayas estado tú, es que han estado hasta tus padres. El Penta fue el bar de La Movida, el bar de los años 80. El Penta es un clásico y además está bien situado.

C/ La Palma nº 8

 

Tomarte unos tercios en Little Angie, ya avisamos, es beber cerveza rodead@ de estudiantes que te harán sentir más mayor de lo que eres, pero cuentan con un bucle de videoclips rock en una tv con la que te quedarás embobad@.

C/ La Palma nº 14

 

El Reyla es un bar mítico para los amantes del rock de Madrid. Su lagarto en la puerta te recibe cuando llegues y te despide cuando salgas, lugar frecuente de reunión de algunos equipos de rugby.

C/ del Barco nº 34

 

El Barco abre hasta tarde y solo debes aventurarte a cruzar sus puertas si estás dispuesto a bailar. Para seguir de copas cuando todo lo demás cierra y acabar mañaneando por la calle.

C/ Minas nº1

 

Al ladito de la calle pez, Picnic queda abierto (literalmente) de par en par dando una sensación de espacio que en agosto a cuarenta grados asfálticos se agradece bastante. Cerveza barata en un sitio ya conocido por todos.

C/ San Mateo nº 4

 

Indreams es la coctelería vintage más moderna (sí, la conjunción es posible) de Madrid. Vamos, que es donde van los hipsters a ponerse de colores.

C/ Estrella nº3

 

Mítico de los años 60 y 70, muy chic y muy apetecible, pero que, desgraciadamente te deja con la miel en los labios porque cierra a las dos de la mañana. Ambiente de edad treintañera.

C/ San Andrés s/n

 

Es uno de los pocos garitos que dan a la Plaza del Dosde que abre hasta tarde. Sus gin tonics tienen buena fama y, eso sí, la decoración es bastante dedicada al género masculino (posters de revistas de Playboy es la línea).

 

23Casa Camacho

C/ San Andrés nº 4

 

Un antro de abuelos de toda la vida de esos en los que para ir al baño tienes que pasar por debajo de la barra (pobres de la meonas como yo). Lleva ahí desde que el mundo es mundo (lo juro), al principio te quedarás un poco ojiplático pero luego te harás. ¿Recuerdas la primera vez que estuviste en El Palentino? Pues algo así.

C/ Pez nº 16

 

The Passenger tiene este nombre porque… ¡Es un bar tren! Lleno los fines de semana, un sitio guay para ir a algún lado diferente y dejarse llevar por la marea de gente de las calles.

25Cafeína

C/ del Pez nº 18

 

Precio normal, no se peta y es tranquilo y calmado. Un sitio chachi para estar de charleta mientras empiezas la noche. Después cuando ya empiezas a gritar a pesar de hablar a tu colega que está sentado al lado, es hora de irse de allí.

C/ San Joaquín nº 3

 

Tipos Infames es un bar, pero no es un bar cualquiera. Es un bar-biblioteca (o una biblioteca-bar, si lo prefieres). Aquí huele a hipsterismo en cada rincón, y los barbudos abundan en todos los rincones con un libro de una mano, y una copa de vino en la otra. Mola, en serio, es curioso cuanto menos.

C/ Ruiz nº 11

 

Aunque obviamente es una cafetería en la que sirven cafés (su propio nombre lo indica), en este rincón de subida a Malasaña tiran muy bien las cañas y, lo guay, tienen conciertillos de música en directo por las tardes.

28El Palentino

Plaza Carlos Cambronero nº 1

 

Cañas a céntimos, bocatas que no llegan a dos euros, y olor a humanidad. El Palentino es un bar de los de siempre, que siempre está petao y que siempre apetece como paradita en boxes. Un antro abueluno que a los de veintimuchos nos encanta, oye.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × tres =