El gobierno ruso encabezado por Putin, ha promulgado una ley que prohíbe el uso de las conocidas como VPN –Redes Privadas Virtuales en español-, con el propósito de evitar las conexiones anónimas.

La medida aprobada en la Duma -la cámara baja rusa-, entrará en vigor el próximo 1 de noviembre, y se une a la nueva regulación sobre internet que implantó China hace unas semanas, y donde también se buscaba bloquear el acceso a este tipo de redes.

Leonid Levin, director del Comité de Política de Información de la Duma, apunta a que esta medida no menoscabará la libertad del ciudadano respetuoso con la ley, sino que tratará de obstaculizar el acceso a contenidos ilegales muy difundidos por este tipo de redes, principalmente a propaganda terrorista.

Se une a la nueva regulación sobre internet que implantó China hace unas semanas

La legislación que pondrá en marcha el Kremlin, capará el acceso a los túneles de datos que posibilitan la navegación anónima. El ciudadano ruso ya no podrá usar los citados túneles por los que se accede a estos servidores, y que funcionan de intermediarios. Según ha explicado a este medio el informático Rafa Calderón, este proceso hace “que tu IP se vuelva la del servidor VPN, enmascarando a tu ordenador para que parezca que está físicamente donde está el servidor”, permitiendo de este modo, el acceso a webs prohibidas por los países mencionados, y en el caso de China, páginas webs como la de la red social Facebook.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + Nueve =