Esta mañana han comparecido Forn, Rull y Romeva ante el Tribunal Supremo para conocer su procesamiento. Los tres ex consellers estaban citados para una declaración indagatoria en la que tendrán ocasión de declarar ante el magistrado acerca de los delitos por los que los procesa: rebelión y malversación.

Su citación se produce después de la de Jordi Sànchez, candidato a presidente de la Generalitat, acusara a Llarena de falta de objetividad.

Joaquim Forn

El primero en comparecer ante el magistrado del Supremo, Pablo Llarena, ha sido el exconseller de Interior Joaquim Forn. En su declaración, ha reiterado su voluntad de abandonar la política y de acatar la aplicación del artículo 155, además, ha solicitado al juez una medida cautelar menos gravosa que la prisión provisional para poder preparar su defensa.

El exconseller de Interior sólo ha contestado a las preguntas de su letrado. Según fuentes presentes, la declaración de Joaquim Forn ante el magistrado Pablo Llarena ha durado aproximadamente 40 minutos.

Forn ha reiterado su voluntad de abandonar la política y de acatar la aplicación del artículo 155

Josep Rull

El exconseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull en su declaración ante el Juez Llarena ha afirmado : “He acabado haciendo una comparación entre el funcionamiento de la justicia en el Tribunal Supremo y lo que ocurre en Europa y aquí se ha abierto un proceso político simplemente por expresar ideas y por una forma de pensar”.

Josep Rull en su declaración ante el Tribunal Supremo ha hablado de la hoja de ruta de la que ha concretado que era un programa electoral. En el auto se le procesa por asistir a reuniones independentista sin concretar cuáles fueron.

Rull: “El  juicio oral será un mero trámite. No estaríamos aquí juzgados si no hubiéramos ganado las elecciones”

El exconseller, que se le procesa también por haber impedido el atraque del barco de Piolín en el puerto de Palamós, ha declarado que “el barco ni pidió en forma atracar, ni reunía las condiciones para hacerlo, ni dio la información de lo que iba a hacer” y, que la propia Capitanía Marítima de la Administración del Estado le impidió fondear fuera del puerto por lo que tuvo que irse a Barcelona.

Además, Josep Rull ha hecho una dura crítica a muchos miembros del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, alegando que “hablan mucho en público”, al igual que el ministro Catalá. 

Josep Rull: “El  juicio oral será un mero trámite. No estaríamos aquí juzgados si no hubiéramos ganado las elecciones”.  

Romeva ha afirmado: “este procedimiento no es jurídico sino político, vulnera derechos fundamentales”

Josep Rull ha declarado que todos ellos han ido augurando lo que iba a ocurrir con los procesamientos, las fechas, las inhabilitaciones políticas, la celeridad en la instrucción e incluso el adelanto de términos de la sentencia.

Supone, o bien que “el Tribunal Supremo no actúa independientemente si no movido por presiones políticas”, o bien que “todos los que hablan tanto son oráculos”.

Raül Romeva

Por su parte, el exconseller d’Afers Exteriors, Relacions Institucionals i Transparència, Raül Romeva, ha afirmado: “este procedimiento no es jurídico sino político, vulnera derechos fundamentales”.

A continuación, Raül Romeva ha dejado claro que la acción de Relaciones Exteriores de Catalunya nunca ha asumido ninguna competencia propia del Estado, no han mantenido Relaciones Consulares ni han firmado convenio ni han representado el Estado. Otras Comunidades Autónomas tienen las mismas competencias en materia de relaciones exteriores que han ejercido ellos.

Romeva defiende el derecho a la autodeterminación como un derecho recogido en la Declaración de Derechos Civiles y Políticos y en la jurisprudencia internacional

Romeva ha defendido el derecho a la autodeterminación como un derecho recogido en la Declaración de Derechos Civiles y Políticos y en la jurisprudencia internacional. 

El exconseller ha denunciado la vulneración de derechos fundamentales que está sufriendo y que le está impidiendo ejercer su defensa. Ha evidenciado que el procedimiento es por ideas políticas y que es una persecución política.

Romeva ha denunciado que está siendo juzgado por un tribunal incompetente porque no es el supremo el órgano adecuado y, además, se le priva del derecho de un tribunal superior para presentar recursos, también se están privando los derechos de la infancia puesto que sus hijos no pueden verle, todo insistiendo en que nunca han utilizado violencia y que de hecho han teorizado que no se puede utilizar violencia. Informa Carlota Guindal desde el Tribunal Supremo.

Romeva en su declaración ha destacado que “el problema demanda una solución política, una negociación al igual que cualquier problema político, que es lo que hay en el fondo”, ha concluido.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cuatro =