El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato ocultó a la Guardia Civil que el “español no residente” al que compro la sociedad Kradonara 2001 SL era su ex cuñado Santiago Alarcó. Esta sociedad presuntamente fue la utilizada para cometer los delitos fiscales y de blanqueo de capitales por los que es investigado por el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid.

Según un informe de la Unidad Central Operativa (UCO),  Alarcó es la persona “cuya identidad no quiso revelar” el expresidente de Bankia durante la declaración que prestó en su día ante agentes de este Cuerpo en calidad de imputado.

Cuando la UCO preguntó a Rato por esta sociedad, el exvicepresidente del Gobierno admitió que él era el propietario y que la adquirió en el año 2006 aunque dijo no saber cuándo se había constituido y únicamente aportó como dato que su dueño anterior era un “no residente”.

Los agentes de la Guardia Civil encontraron diversa documentación sobre Kradonara SL en el registro domiciliario efectuado en el despacho en Sotogrande (Cádiz) del abogado de Rato, Domingo Plazas. Entre los papeles se encontraba una comunicación del 19 de octubre del 2001 en la que el abogado informaba a Santiago Alarcó  de la constitución de la sociedad Kradonara SL, cuyo accionista era la sociedad inglesa Vivaway LTD, así como la apertura de una cuenta en el Barckays Bank a nombre de la primera.

Según las investigaciones que obran en el sumario, Alarcó fue contratado como asesor por Caja Madrid con un sueldo de 120.000 euros. Abandonó el puesto 22 días después de que Rato abandonara la presidencia de Bankia en mayo del 2012.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 13 =