Parece que la única salida que encuentra Ciudadanos ante el robo de cartera que supuso la moción de censura del PSOE es pedir unas elecciones anticipadas, en esta ocasión nuevamente por voz de Albert Rivera. Y puestos a pedir, que no quede: en lo que llevamos de semana todos los miembros que se han pronunciado en público han pedido las elecciones, de una forma u otra, en el que parece un gesto desesperado de un partido que no sabe qué más hacer.

Para el líder naranja nos encontramos ante una “crisis de confianza” de los españoles ante el Gobierno, aunque no explica y prefiere no hablar de la oleada de igualdad que recorre los despachos del Ejecutivo. Según Rivera “los partidos dirán a los españoles si les quieren dejar votar, o si quieren escucharles o si prefieren escuchar a los partidos nacionalistas en los despachos”.

Para el líder de C’s es necesario “escuchar a los españoles y salir con un pacto de Gobierno estable, limpio, fuerte que haga las reformas que este país necesita”. Un pacto que, aunque asegura que debe garantizar “la igualdad y la unión de todos los españoles frente al separatismo” no aclara si supondría un pacto con el PP, cuyo último dirigente se enfrentó a la primera moción de censura con éxito de la historia de la democracia española.

Tampoco es que el que posiblemente sea el nuevo dirigente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, reciba las simpatías de nadie que no sea de su partido. Eso sí, Albert Rivera ha matizado que “lo importante es que el rumbo de España lo marque un proyecto profundamente europeísta y no de la mano de los populistas que amenazan hoy a Europa”, pero no aclara a qué partido se refiere.

Con respecto a la situación del barco “Aquarius” se ha mostrado de acuerdo Rivera con la decisión de Sánchez, y entiende que “parece lógico prestar ayuda humanitaria a quien se está jugando la vida”, aunque se ha apresurado a matizar que “nos parece necesario y obligatorio hacer política en Europa y no solo improvisar situaciones que vienen dadas”.

Con la intención de mostrar una cierta iniciativa, el líder de CIudadanos ha anunciado que presentará el jueves “la ley de conciliación, igualdad y apoyo a las familias” porque quiere que el derecho a cuidar de los hijos “sea un derecho consolidado en la ley y no simplemente una decisión presupuestaria”.

Tenía Rivera una última puya preparada contra Sánchez, y ha sido para lo que considera como un “nombramiento a dedo” del nuevo fiscal general del Estado, a pesar de que ha sido validado por el Consejo General del Poder Judicial. Entiende el líder de C’s que “se está a tiempo de hacer una reforma inmediata antes del nombramiento y, por tanto, de tener un fiscal elegido por primera vez en democracia con la mayoría consensuada del Congreso de los Diputados”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + once =