Ciudadanos tiene previsto endurecer la presión sobre el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, para evitar en lo posible la imagen blanda y moldeable que viene mostrando con el PP después de comprobar que los populares apenas han movido un dedo para llevar a la práctica el acuerdo de Gobierno que facilitó la investidura de Mariano Rajoy como presidente.

En una entrevista en Antena 3, el presidente del partido naranja, Albert Rivera, ha dejado claro que el presidente murciano está siendo protegido por Génova, 13 porque tiene información sensible sobre la financiación ilegal de los populares en diferentes casos que en estos momentos se encuentran en los tribunales de justicia. Rivera ha adelantado que si Sánchez no presenta su dimisión o es cesado inmediatamente de su cargo, iniciarán conversaciones con otras formaciones para mantener la estabilidad en la región de Murcia.

Este jueves, el presidente murciano tiene previsto reunirse en el Palacio de Aguirre en Cartagena con el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea Regional de Murcia, Miguel Sánchez, para buscar una salida consensuada a este punto de fricción entre ambas formaciones. El objetivo es hacer cumplir al PP con la firmada Ley de Transparencia de Murcia y, por tanto, que abandone el poder en el Gobierno de Murcia tras ser imputado por el denominado caso Auditorio, por el que declarará la semana próxima.

Ante la posibilidad de que avance una moción de censura, el PP regional, mientras tanto, contempla la opción incluso de adelantar los comicios autonómicos si se mantiene el bloqueo institucional por parte de Ciudadanos. El PP rozó la mayoría absoluta en las últimas autonómicas de 2015 y tiene 22 de los 45 escaños del parlamento murciano. Obtuvo el 37% de los sufragios.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce + Nueve =