Si Albert Rivera e Inés Arrimadas querían su minuto de gloria en las redes y los medios de comunicación han conseguido su objetivo. Su imagen retirando lazos amarillos, en medio de trifulcas entre quienes les apoyan y quienes les repreden, se ha convertido en la imagen del día.

Si Rivera y Arrimadas querían su minuto de gloria han conseguido su objetivo

Lo que han conseguido también ambos dirigentes de Ciudadanos es enfrentar aún más a los ciudadanos de Cataluña, y el ambiente cada vez está más enrarecido.

El presidente de Ciutadans, Albert Rivera, y la portavoz del partido y jefa de la oposición en Catalunya, Inés Arrimadas, han sorprendido este miércoles al implicarse personalmente en la campaña de retirada de lazos amarillos que lleva a cabo su partido y organizaciones afines por toda la geografía catalana. Ambos se han desplazado hasta Alella, en el Maresme, para dar un paseo por la localidad retirando los lazos amarillos que encontraban a su paso.

Arrancar los lazos amarillos

Ataviados con una bolsa de basura, ambos dirigentes y su comitiva se ha dedicado a arrancar los plásticos que iban encontrando por la Rambla d’Àngel Guimerà de Alella, tal y como vienen haciendo las llamadas ‘brigadas de limpieza’. A su paso, los vecinos de la localidad han reparado en la actuación de los dirigentes y les han increpado por ello.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 + cuatro =