Fotos: Agustín Millán.

Los Reyes han presidido un intenso y emotivo acto, con gestos de todo tipo por partes de los actuales diputados y senadores, en la sesión solemne de las Cortes Generales para celebrar el 40 aniversario de las elecciones de 1977. En este contexto, con la asistencia de históricos representantes políticos e institucionales de la Transición y que ocupaban escaño hace 40 años, Don Felipe no ha dudado en citar a Castelar para recordar que el “menosprecio a las leyes, como el más incurable de nuestros defectos”.

Felipe VI, felicitó a la sociedad española y a los diputados por la responsabilidad histórica para superar la guerra civil y la dictadura, -una inmensa tragedia-, y resaltó que se unieron varias personas muy diferentes pero todos guiados por un mismo espíritu hacia el logro de la democracia, en una España a veces desgarrada, pero capaz de encontrarse a sí misma.

Parafraseando a Cervantes, “dueño de sus obras”, “los españoles pueden estar orgullosos de su tarea”, que “con generosidad cumplieron con su deber”, apuntó Felipe VI, que también tuvo un recuerdo cargado de emoción para las víctimas del terrorismo, arrancando el apoyo en un aplauso de los diputados de la Cámara.

La unión de las diferentes Españas, fue la columna vertebral del discurso del Rey, que valoró la soberanía nacional, ele sistema parlamentario, la división de poderes, y el reconocimiento a los derechos fundamentales, sumado al diálogo social, y a la intensa reforma cultural vivida por los españoles.

La portada de Diario 16, ilustraba otra imagen cuarenta años atrás, con ciudadanos que acudían a las urnas, que sin duda reflejaban los cambios que se sobrevinieron después. “El poder vuelve al pueblo”, subrayando “los españoles votan en libertad”, -tras décadas de dictadura-, fue la primera página de este periódico, que hoy acompaña la exposición con motivo de esta conmemoración histórica, junto a la fotografía “El abrazo” de Genovés, que preside este marco histórico, inaugurado por los actuales Reyes de España.

 

Las elecciones del 15 de junio de 1977, han convocado hoy, a la ilustre Democracia española, en un acto conmemorativo en las Cortes Generales, para revalidar 40 años desde estos primeros comicios al final de la dictadura, que marcaron la Transición en España.

La imagen del día, SSMM Los Reyes con los diputados y senadores de las Cortes Constituyentes. Don Felipe VI y Doña Letizia han presidido en el Salón de los Pasos Perdidos la ceremonia de entrega de insignias conmemorativas a los parlamentarios que fueron miembros de las Cortes Constituyentes.

Un aplauso emotivo en el Hemiciclo al finalizar el Himno de España, dio comienzo al discurso de la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, que señaló “la profunda alegría y afecto con que las Cortes reciben estas históricas elecciones de 1977, cuando los españoles recuperaron su soberanía, coincidiendo con el tercer aniversario donde se proclama a Felipe VI, Rey de los españoles”. Pastor reconoció este acto de gran trascendencia histórica, de acuerdo con una Constitución como norma suprema desde hace 35 años, “lo que supuso constituir un sistema político de libertad, progreso y bienestar que hemos conseguido, en ese tránsito de la democracia encabezado por el Rey al frente de la Monarquía Parlamentaria”, momento en el que la presidenta rindió un sentido homenaje al Rey Juan Carlos I, “nombre que nunca podrá desligarse de la Democracia”, secundado por un aplauso de los presentes en la Cámara, a excepción del Grupo Podemos que se ha mantenido en actitud pasiva en el evento sin mostrar aplausos, ni aspavientos.

“En esta conmemoración solemne de 1977, nos acompañan diputados y senadores a los cuales les mostramos nuestro agradecimiento, aunque nos faltan muchos hombres y mujeres, que se aliaron con la Democracia como Adolfo Suárez, Santiago Carrillo, Leopoldo Calvo Sotelo, Ramón Rubial, Carmen García, Ramón Trías, Pilar Bravo, Joaquín Garrigues…”, subrayaba Ana Pastor, en otro de los momentos más emotivos de la mañana en el Congreso, marcado por los aplausos de la mayoría de los asistentes.

“Recordamos a los ponentes constitucionales, Gabriel Cisneros, Manuel Fraga, Gregorio Peces Barba, y Jordi Solé Tura, y aunque no lo contemos como parlamentario, también Josep Tarradellas está en nuestra memoria, junto con el primer presidente de esta Mesa, Álvarez de Miranda”, hizo mención Ana Pastor, así como dirigió sus a “la reconciliación nacional, superar el enfrentamiento y al rencor para no repetir una larga dictadura y enfrentamiento fratricida, cerrar heridas sufridas”, y señaló , que “nadie quería volver al camino de la violencia”.

Fotos: Agustín Millán.

La presidenta de la Cámara, honró a las víctimas del terrorismo, dejando atrás el camino de la violencia y el asesinato, reafirmando el proyecto ilusionante reconociendo la participación del pueblo español en un proceso de inclusión “con los cimientos de una convivencia sólida, para construir una España a la que todos aspiramos”. El triunfo de la democracia, homenajear a los españoles, el altavoz de la labor periodística, reconocer a los cronistas como auténticos agitadores del espíritu democrático, fue el mensaje final de Pastor.

El Rey Felipe VI pronunció un emotivo discurso, que se vio refrendado en diferentes momentos con aplausos de los diputados, a excepción de Podemos y los grupos independentistas, y recordó a los legisladores de 1977, en un testimonio de gratitud a los diputados y senadores del 22 de junio en la Asamblea Constituyente de hace 40 años. Y puso en valor el bicentenario de la Constitución 1812.

“Estas elecciones se celebraron cuando solo tenía nueve años, muchos de los que estamos aquí sólo éramos niños, y no teníamos conciencia plena de lo que pasaba en España, percibíamos sentimientos diferentes, a veces encontrados con miedo al fracaso, pero con coraje, valentía, mucha ilusión afrontamos mi generación esta etapa, así como 40 años después La Corona reafirma aquí su compromiso irrevocable con la Democracia, y la libertad”, fueron palabras de Felipe VI cargadas de emotividad.

El Rey de España recordó a su padre, el Rey Emérito Juan Carlos I, así como “las épocas convulsas en la que los españoles vivieron pronunciamientos de golpes de estado, guerra, falta de reconocimiento y de respeto, la imposición de la verdad sobre la del otro”, “en la que los españoles no se escuchaban, se entendían, o comunicaban

Adolfo Suárez fue el protagonista político en estos comicios de 1977, legitimado por el pueblo, al frente del Gobierno con 165 escaños de UCD. Estos resultados electorales también apuntaron al PSOE, con un joven Felipe González, -avalado por Suresnes-, y el empuje político necesario, hacia un proyecto de cambio, que le convertiría en Presidente del Gobierno de España poco tiempo después.

El PCE y Alianza Popular, se quedarían relegados a un plano político secundario en el Hemiciclo por el escaso número de escaños obtenidos, aunque muy activos en sus postulados, comunismo versus franquismo. Algunos comunistas con significativas alforjas políticas, escribían borradores de textos constitucionales desde del exilio, y a la sombra en España, en la previsión de la Carta Magna de 1978, aunque pactaron finalmente la amnistía por las persecuciones durante la dictadura, para liberar presos políticos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Trece − Trece =