Su Majestad el Rey durante su intervención