[adrotate banner="34"]

Desde que el programa de Salvados de Jordi Évole sacó a la luz las malas condiciones higiénicosanitarias en una granja de cerdos, son muchos los que han querido pronunciarse. Sorprende que cuándo unas imágenes no necesitan palabras, los responsables tiren de diccionario para intentar cubrirse las espaldas. Algunos respiran tranquilos después de que El Pozo Alimentaciones haya hecho unas declaraciones para que podamos seguir invirtiendo en sus productos sin remordimientos. Sin embargo, es inimaginable que el grupo Murciano esté sereno asumiendo que las condiciones de los cerdos que ya todos hemos visto sean aceptables para una zona de rehabilitación sanitaria.

Alfonso Senovilla, el veterinario de PACMA que fue entrevistado por Jordi Évole en su último programa ¿Qué hay detrás de la industria carnita en España? se ha puesto la bata blanca para analizar, desde un punto de vista profesional, el video grabado en el interior de una granja de Murcia.

“Lo que se observa en este vídeo es a unos cerdos en muy mal estado. Muchos de ellos presentan patologías graves, abscesos, artritis y hernias, muchas de ellas incompatibles con la locomoción y, desde luego, con el bienestar animal que exige la legislación” asegura el veterinario.

[adrotate banner="59"]

Es natural, como en cada ser vivo, que existan animales con patologías graves y para El Pozo Alimentaciones es natural que esos animales estén en un “área de recuperación sanitaria” porque, por supuesto, que “jamás entrarían en la cadena de producción” de el grupo, pero, por motivos que desconocemos, interesa que prolonguen su agonía no vaya a ser que produzcan algún rendimiento.

Senovilla ha asegurado en su comunicado que “esos animales tienen unas patologías en un estado tan avanzado que son incurables” y, por tanto, es ilegal ofrecer esas condiciones a unos animales. “Un animal con malformaciones o patologías al nacimiento es inmediatamente eliminado de la producción”. Para una empresa que busca su propia productividad ¿Qué sentido tiene mantener con vida a un animal que produce más gastos que beneficios?

“El único motivo por el que se los mantiene con vida y se los sigue alimentando, es por la posibilidad de enviarlos a un matadero con destino a consumo humano”. Para Sencilla, no hay ninguna duda de que el objetivo de tener a esos animales en ese estado es única y exclusivamente sacar un rendimiento económico con su carne. Asimismo, veterinarios del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Murcia indican que son animales con hernias y por tanto si podrían ser destinados al consumo humano. Considerados como cerdos de segunda o de descarte, han perdido su valor comercial. Dependiendo de la gravedad de la hernia, tendrán que salir del proceso productivo antes de su fecha oficial de faena o bien serán aislados en corrales enfermería para evitar que la hernia pueda complicarse, con el fin de llevar a los animales a su máximo desarrollo posible y luego llevarlos a beneficio. Una vez que lleguen a la edad de faena, tendrán que ser los últimos en el proceso pues existe un elevado riesgo de incisión intestinal y consecuente contaminación del proceso. Así es como se suele actuar frente a un cerdo con hernia (la segunda enfermedad más común en granjas porcinas) sin embargo, el Pozo Alimentaciones aseguró en un comunicado que eran animales con “malformaciones o enfermedades de nacimiento” mientras que la Jefa de Prensa de la Consejería de Agricultura, Agua, Ganadería y Pesca apunta a que “muchos de los animales que se muestran en las imágenes del programa no padecen malformaciones, sino hernias u otra patología de tipo sanitario que tiene que ser determinada por el veterinario de la explotación”.

Veterinarios del sector porcino, que prefieren no ser identificados, recomiendan que echemos un vistazo a la ley para sacar nuestras propias conclusiones (Real Decreto 324/2000, de 3 de marzo) y que hablemos con la Consejería de Agricultura de la Región de Murcia (CARM).

El Decreto, por el que se establecen normas básicas de ordenación de las explotaciones porcinas, hace referencia al lazareto que dentro de una explotación es la zona habilitada para la observación y secuestro de animales. No existe una granja lazareto, si no que dentro de una granja con animales sanos se habilita el lazarato para vigilar el estado del animal. Desde la CARM, han explicado querido añadir que las imágenes grabas corresponden a que “muchas explotaciones tienen animales que no pueden posteriormente ser destinados al transporte y sacrificio, es lo que se denomina colas de producción; se aíslan hasta la decisión por un veterinario a sacrificio controlado en la explotación y posterior gestión autorizada de cadáveres. Estos animales se recluyen o aíslan en una parte de la explotación denominada lazareto. Este porcentaje de animales en una explotación suele estar entre el 5 y el 8%.”

Nos encontramos ante una situación reflejo de que la realidad es capaz de superar la ficción. El Pozo Alimentaciones asegura que esos cerdos se están rehabilitando y, en caso de mejorar, podrán entrar dentro de la cadena de producción, pero que estando como están no pasarían los controles exhaustivos con los que cuentan. Asimismo, contamos con la opinión de un veterinario que asegura la evidencia de que esos animales no han nacido con esos problemas, sino que han adquirido las patologías que presentan a lo largo del ciclo de producción. Desde su punto de vista, estos animales lo único que necesitan es dejar de sufrir, pero claro, “eso tiene un coste y ningún beneficio”. Por otro lado, la CARM no ha conseguido identificar la granja en cuestión “ a pesar de solicitarle a la productora que se denunciara el caso en cuestión sólo hemos podido saber de la granja por las imágenes emitidas en el reportaje” Con respecto a si se tomara alguna medida para mejorar la calidad de vida de estos animales, aseguran que las medidas dependen de lo que se observe en la inspección y en caso de incumplimiento de la legislación de sanidad se abrirá un expediente sancionador. Finalmente, queda el espectador que confía en que el respaldo de una marca de prestigio lleve consigo el certificado de calidad adjunto. Un espectador, al que no tiene que por qué importarle el maltrato animal pero que si debería de importarle su salud personal. No podemos garantizar que los cerdos que aparecen en el video vayan a parar a un pack que por un euro ofrece lonchas extra finas y bajas en sal, pero lo que no podemos obviar es la mala praxis de El Pozo Alimentaciones.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?[newsletter_signup_form id=1] [adrotate banner="13"]

5 Comentarios

  1. Para ser neutral, el sr evole deberia haber hecho el mismo reportaje, y al mismo tiempo, con otras marcas cárnicas, en especial con casa Tarradellas, que anuncia muchísimo en “la secta”, ¿que garantía tiene el consumidor de que las otras marcas no lo hagan igual o peor?

  2. […] El lamentable estado de unos cerdos pone en jaqué a la industria cárnica Desde que el programa de Salvados de Jordi Évole sacó a la luz las malas condiciones higiénicosanitarias en una granja de cerdos, son muchos los que han querido pronunciarse. Sorprende que cuándo unas imágenes no necesitan palabras, los responsables tiren de diccionario para intentar cubrirse las espaldas. Algunos respiran tranquilos después de que El Pozo Alimentaciones haya hecho unas declaraciones para que […] Revuelo en Murcia por la granja de Salvados […]

  3. No hay ninguna garantía. Y muy probablemente el problema sea el mismo. No creo que el prograam fuera tanto un ataque a El Pozo si no a las grandes cárnicas en general.

  4. qué casualidad reportajes a el pozo que desde el 1-10 vende mucho más que los que hay en Cataluña, el Sr. Evole siempre tan imparcial, qué majo y veraz que es éste figura, aún recuerdo cuando entrevistó a JORDI PUJOL y nos lo presentaba como una joya, un diamante en bruto y a los pocos meses salió lo que la gente que tiene dos dedos de frente sabiámos desde hacía 40 años que es un presunto delincuente bajo mi punto de vista un presunto mafioso al más puro estilo siciliano, yo paso de ver a la secta, y más cuando el canal lo regaló la mente privilegiada que tuvimos como presidente llamado ZPARO, un personaje digno de analizar por algún siquiatra, en fin no veré vuestro canal en la puta vida, dais pena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here