Millones de personas con discapacidad física que no podían utilizar pantalla táctil, acaban de encontrar un gran aliado: Mouse4all -seleccionado por la competición de Innovación Social de la Comisión Europea-. Gracias a esta aplicación, creada por dos ingenieros españoles, las personas con severos problemas de movilidad tienen autonomía para escuchar música, comunicarse con sus amigos, trabajar, formarse… y disfrutar de una independencia virtual que no tenían. 

“Lo primero que hice fue poner mi primer WhatsApp”, explica emocionado, Rafa Cacho, quien a jamás había podido utilizar un teléfono sin ayuda. Tiene parálisis cerebral desde que nació, y hasta ahora, a sus 40 años, el móvil sólo le servía para llevarlo colgado por si se extraviaba, en espera de que un alma caritativa respondiese a la llamada de sus padres, para localizarlo. Ahora puede comunicarse, participar en redes sociales, enviar mensajes por WhatsApp, acceder a Facebook y YouTube, navegar por Internet e instalar apps o juegos, gracias a un dispositivo llamado Mouse4all inventado por dos ingenieros españoles, Javier Montaner Gutiérrez y José Ángel Jiménez Vadillo, dirigido a que los afectados más severos por parálisis cerebral, lesión medular, esclerosis múltiple, ELA, etc., puedan utilizar un móvil o una tableta y permanecer conectados con familia y amigos. Rafa matiza, lentamente, desde el hilo de voz que su traqueotomía le permite que: “sobre todo valoro la privacidad. Antes, para mandar un mensaje tenía que dictárselo a alguien, con lo cual no podía ser yo mismo; no podía ser ni sincero, ni divertido, ni expresivo. Ahora puedo ser yo, mostrarme como soy y decir lo que quiero, sin ninguna supervisión. Este aparato me ha devuelto la alegría”. Pero no sólo le ha dado momentos de ocio. Recordemos que para una persona que jamás ha utilizado un móvil, ni ha navegado por internet, vivía tecnológicamente en los años sesenta pero ahora, el mundo está a su alcance: libros, datos, podcast, música, comunicación… “yo hice hasta COU -aclara Rafa- y deseé seguir estudiando, pero era bastante complicado cuando dependes de otra persona para que te pase las páginas de un libro. De haber existido Mouse4all, seguro que hubiera podido terminar una carrera.

El dispositivo está diseñado para aquellas personas que no pueden utilizar una pantalla táctil debido a problemas de movilidad en sus manos. Sólo en España hay más de 120.000 afectados por parálisis cerebral o 30.000 con lesión medular. Tanto ellos como sus familiares tenían siempre las mismas dudas: ¿Cómo pueden ser independientes en su comunicación diaria? ¿Cómo utilizar un móvil o tableta, si no pueden controlar sus extremidades? La respuesta ha llegado de la mano de este aparato. El número de usuarios que demanda el dispositivo comienza a crecer, porque, realmente, les cambia su mundo emocional, vivencial, cultural y social.

 

-¿Empecemos por aclarar qué es Mouse4all y cuál es su utilidad real?

J: Es un invento que permite utilizar una tableta o un móvil a personas con discapacidad física a pesar de que no puedan manejar la pantalla táctil con sus manos. Ahora, pueden hacerlo con la nuca, la boca…

J.A: Les permite enviar mensajes por WhatsApp, acceder a Facebook y YouTube, navegar por Internet, instalar apps y juegos. Algunos de nuestros usuarios llevaban un teléfono colgado al cuello para que otra persona lo usara en caso de emergencia. ¡Tenían un teléfono para que lo usaran los demás! Ahora el teléfono o tableta sí es para ellos y lo utilizan con autonomía.

 

-Al fin, puede poner un WhatsApp sin pedir ayuda, hacerse un selfie o navegar por internet… ¿Qué les dicen?

J: Aprecian la libertad y autonomía de estar conectados, comunicarse sin tener que pedir ayuda a su familia o cuidador. ¿Imaginas escribir un mensaje a un amigo y tener que dictárselo a tu padre?

JA: Nos dicen que les ha cambiado la vida. No basta con cubrir las necesidades básicas de las personas con gran dependencia: alimentación, vestido, sanidad. Les hemos dado una herramienta para que “exploren” el mundo digital. Antes no tenían privacidad y ahora sí… algo absolutamente necesario.

 

-En este tiempo, ustedes mismos se habrán replanteado su propio concepto de “libertad”

J: Más que la libertad lo que hemos apreciado es la importancia de la privacidad.

J.A: Hemos reflexionado mucho: Nuestra libertad individual está íntimamente relacionada con la motivación para vivir, trabajar y disfrutar del ocio. Todos queremos escuchar la música que nos gusta, leer lo que nos apetezca y relacionarnos “sin tutores”… ¿Te imaginas estar atado a una silla de ruedas y no poder interactuar con nadie que no esté en la sala? Internet es una ventana al mundo, y ahora nuestros usuarios pueden asomarse.

 

-¿Cuál ha sido el momento de mayor emoción vivido con ellos?

J: Siempre recordaremos el día en que Ana, muy coqueta, que no había utilizado una tableta en su vida, se hizo su primer selfie y nos hizo llorar a todos (terapeutas incluidos).

J.A. O el día en que Alfonso, tras aprender el manejo, se instaló Radiolé. ¡Nadie le había puesto flamenco desde hacía años!

“Sólo en España hay más de 120.000 afectados por parálisis cerebral o 30.000 con lesión medular”

 

-Para sacar adelante un dispositivo que ayude a un discapacitado… ¿Hay que tener mucho nivel de empatía?, ¿muchas horas de ponerse en su piel y en sus zapatos?

J.A: Solo necesitas dedicarles tiempo y escuchar activamente. Antes de intentar resolver nada, la clave es comprender en profundidad cómo es su día a día, la problemática a la que se enfrentan. En nuestro caso, desde el principio, hemos trabajado codo a codo con el usuario final, familiares y terapeutas. En el mundo de la discapacidad, los problemas están ahí, pidiéndonos a gritos que nos ocupemos de ellos.

 

-Ya no podrán ver a la gente con parálisis, lesiones medulares o enfermedades neuromusculares de la misma forma…

JA, J: Desde el principio de esta aventura habíamos decidido trabajar en un problema real, relevante, que mereciera la pena ser resuelto. Trabajar con ellos te cambia profundamente. Recibes más de lo que inviertes. Te enseñan a disfrutar la vida de otra manera y a relativizar casi todo.

 

-Por cierto, ¿quiénes son ustedes y qué premios han recibido por semejante ingenio?

JA, J: Somos dos ingenieros. Nos encanta la tecnología, no como un fin en sí mismo, sino como un medio para mejorar la vida de las personas. En el camino hemos recibido reconocimientos que nos animan a seguir adelante. Entre otros, el Premio Vodafone Innovación 2016 en la categoría accesibilidad física. Ahora mismo estamos participando en la competición de Innovación Social de la UE y hemos sido elegidos uno de los 10 finalistas de entre más de 800 candidaturas de toda Europa.

 

-¿Por qué decidieron invertir su talento y su dinero en un proyecto social??

J: Lo hacemos porque el proyecto nos aporta otros beneficios más allá del dinero. Tenemos la grandísima suerte de poder elegir a qué nos dedicamos.

“Mouse4all permite utilizar una tableta o teléfono Android a personas con discapacidad física severa, sin tocar la pantalla. Facilita el acceso a Internet, redes sociales y cualquier aplicación”

 

-¿Tienen intención de continuar por este camino de los proyectos sociales?

JA: Estamos empeñados en lograr la sostenibilidad económica de Mouse4all como empresa social. El reto es encontrar un modelo de negocio que sustente nuestra actividad, dentro del mundo de la discapacidad. Si lo conseguimos, esperamos poder atacar y resolver otros problemas similares.

 

-¿Qué político entendería mejor esta aplicación?

J: Cualquier político. Basta con observar a uno de nuestros usuarios utilizando una tableta para comprender los beneficios que aporta nuestra solución. Que los políticos hagan algo después para facilitar a las personas con discapacidad el acceso a Internet desde un móvil… ese es otro cantar.

 

-Su proyecto ha sido elegido finalista en la European Social Innovation Competition… ¿Ahora, qué pasará?

JA: Mouse4all es una solución global que mejora la vida de las personas. Es universal. Funciona aquí, en Reino Unido y en China… La competición nos está ayudando a darnos a conocer en Europa. Ahora toca ser ágiles y salir a comercializar el producto también fuera de España.


¿Qué es Mouse4all?

– Mouse4all es un dispositivo que permite utilizar una tableta o teléfono Android a personas con discapacidad física severa, sin tocar la pantalla. Facilita el acceso a Internet, redes sociales y cualquier aplicación.

– Indicado para personas con parálisis cerebral, lesión medular, esclerosis múltiple, ELA o enfermedad neuromuscular.

– Mejora la calidad de vida de las personas que lo utilizan, aumentando su autonomía, privacidad y desarrollo personal.

– Está compuesto por una caja de conexiones y una app Android. Puede utilizarse con uno o dos pulsadores, un ratón de bola (trackball) o una palanca (joystick).

– La app muestra una ayuda visual con líneas en forma de cruz, para localizar fácilmente el cursor del ratón en pantalla.

Precio: 159€ IVA incluido. Más información en mouse4all.com

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 17 =