La Audiencia Provincial de Ceuta ha ordenado la reapertura de la causa por el fallecimiento de 15 inmigrantes cuando intentaban llegar a Ceuta a nado a través de la playa del Tarajal el 6 de febrero de 2014.

Agentes de la Guardia Civil trataron de evitar la entrada de un grupo de más de 200 personas disparando pelotas de goma y botes humo. Los cuerpos de los fallecidos fueron apareciendo gradualmente: 5 en aguas españolas y 10 en las marroquíes.

Tres años después de los hechos, la Audiencia Provincial de Ceuta ha estimado íntegramente los recursos presentados por tres organizaciones contra el sobreseimiento provisional y libre dictado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6. En un auto fechado en octubre de 2015, este juzgado decidió archivar la instrucción en la que se imputó a 16 guardias civiles por los cinco cuerpos que se recuperaron en aguas españolas. Se responsabilizaba a los agentes de los delitos de homicidio, lesiones imprudentes y prevaricación.

tarajal1

La magistrada María del Carmen Serván entendió entonces que no quedaba probado un uso indebido del material antidisturbios de los que se sirvieron para repelar el intento de entrada en España.

Los cuerpos de los fallecidos fueron apareciendo gradualmente: 5 en aguas españolas y 10 en las marroquíes

 

Tibieza y dejadez en la investigación

Los tres magistrados que firman ahora el auto de reapertura estiman que los pasos dados por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción no alcanzaron “los grados de suficiencia y eficacia que serían exigibles” por lo que han ordenado continuar la causa como diligencias previas del procedimiento abreviado.

Las organizaciones que interpusieron los recursos –la Asociación Coordinadora de Barrios para el Seguimiento de Menores y Jóvenes, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y la Asociación Observatori de Drets Humans (DESC)– se declaran satisfechas por esta decisión.

Aceptar los recursos de estas organizaciones significa acceder a varias de sus demandas. La primera es no cerrar este caso sin esperar a que se revisen las autopsias practicadas a los diez cadáveres que aparecieron en aguas marroquíes. Otra es la identificación de los cinco cadáveres que se hallan enterrados en España, diligencia de investigación que fue acordada mediante providencia de fecha 4 de febrero de 2015, y que todavía no se ha verificado.

La tercera petición es recabar el testimonio de los supervivientes de la tragedia y que fueron expulsados ilegalmente a Marruecos. Hay imágenes que lo demuestran en el caso de 23 de estos inmigrantes que fueron devueltos “en caliente” a Marruecos tras pisar la arena de la playa española.

tarajal3

El auto de la Audiencia no sólo da la razón a la demanda de reapertura, sino que además es tajante: “Nada excusa la tibieza o dejadez para investigar” cuando “la vida de las personas se haya podido ver conculcada por la actuación de personas que obran por cuenta del Estado y que, en el desarrollo de tal labor, pueden hacer un uso de la fuerza y emplear medios específicamente destinados a tal fin que son especialmente peligrosos“.

La Audiencia sospecha, además, que los informes forenses de los cuerpos recuperados en la playa de Ceuta fueran elaborados con “prisas innecesarias”. Los cinco cadáveres aparecidos en aguas españolas fueron enterrados en Ceuta un día después y el auto destaca que no se practicaron “análisis específicos” para determinar si influyó en la muerte la actuación de la Guardia Civil.

Los informes forenses de los cuerpos recuperados fueron elaborados con “prisas innecesarias”

 

Fernández Díaz negó la evidencia

La actuación de la Audiencia es además un varapalo al Estado. Ésta se contrapone a las declaraciones de Raúl Narváez, portavoz de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, y a las manifestaciones en Onda Cero el 7 de febrero de 2014 del entonces ministro de Interior Jorge Fernández Díaz: “Me parece inhumano y no creo que ni un solo guardia utilice como blanco a un ciudadano que está tratando de subsistir nadando como puede, no creo que haya ningún español que crea que las autoridades fueran capaces de hacer eso”.

Las imágenes que captaron las cámaras de vigilancia del propio cuerpo policial, desmentían por completo las explicaciones de las autoridades. En ellas se puede observar cómo varias personas, en un completo estado de indefensión, reciben varios disparos. A pesar de ello, tanto el cuerpo policial como el ministro siguieron desmintiendo lo realmente ocurrido. El Secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, reconoció que se habían usado 145 pelotas de goma, pero fue incapaz de determinar quién dio la orden y aseguró que los inmigrantes se habían ahogado en aguas marroquíes “por la profundidad de las aguas” y no por el uso del material antidisturbios.

 

 

“Tarajal: desmontando la impunidad en la frontera sur”

Dirigido por Xavier Artigas y Xapo Ortega y coproducido en 2015 por la creadora audiovisual catalana Metromuster y la asociación Observatori DESC –una de las organizaciones que interpuso el recurso–, el documental Tarajal: desmontando la impunidad en la frontera sur rastrea los hechos en torno a la muerte de estos quince migrantes en aguas fronterizas.

En él se da voz a los diferentes actores implicados en el caso: abogados de las acusaciones populares; testigos de los hechos; entidades que participaron aportando pruebas a la causa; periodistas que investigaron, asociaciones de la guardia civil

También, y no menos importante, el reportaje da a conocer el trabajo realizado por la ciudadanía y la sociedad civil para desmontar las mentiras de las versiones oficiales, al tiempo que va más allá del caso particular para analizar las políticas represivas del control de las fronteras y las vulneraciones de derechos humanos.

“Tarajal: desmontando la impunidad en la frontera sur” evidencia las mentiras

 

Hace pocos días, el arzobispo de Tánger denunciaba en Diario16 la muerte de dos inmigrantes en el intento de salto de la valla de Ceuta de la pasada nochevieja sin que España ni Marruecos hayan aportado luz a su denuncia. La opacidad y el oscurantismo reinan en la frontera sur, señaló también monseñor Santiago Agrelo en una entrevista en profundidad para este diario. “Contra los inmigrantes se mueve un Estado que crea un silencio informativo en las fronteras”.

Xavier Artigas y Xapo Ortega son los autores del aclamado documental “Ciutat Morta”, sobre uno de los peores casos de corrupción policial en Barcelona que acabó con el suicidio de una joven inocente encarcelada, y acaban de presentar “Idrissa, historia de una muerte cualquiera”, la historia de Idrissa Diallo, el joven guineano fallecido en el CIE de la Zona Franca de Barcelona la noche de Reyes de 2012 y cuyo cuerpo fue finalmente localizado el pasado 5 de enero en un nicho anónimo en el cementerio de Montjuïc, exactamente cinco años después de su deceso en circunstancias no investigadas.

 

Tarajal: desmontando la impunidad en la frontera sur

 

“Transformar el dolor en justicia”

También en 2016, el colectivo Caminando Fronteras, conmemoró con un documental el segundo aniversario de la tragedia de Ceuta. El documental recoge los desgarradores testimonios de ocho de las 15 familias de los emigrantes que perdieron la vida intentado cruzar la frontera.

Los realizadores decidieron en este caso transformar el terrible dolor individual en una búsqueda colectiva de la justicia, a través de la creación de una organización que se llama AFVT (Asociación de Familias de las Víctimas de Tarajal). Es una de las primeras iniciativas de organización de familias de víctimas que se hace en el África Subsahariana.

 

Transformar el dolor en justicia

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × uno =