La República Dominicana ha mostrado un crecimiento económico alrededor de un 6% sostenido desde hace una década, por encima de países superiores en Producto Interno Bruto (PIB) y en producción de petróleo como es el caso de Venezuela y Estados Unidos.

Todo este crecimiento es corroborado por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, lo que da la impresión de ser una economía fuerte en la que se puede invertir sin miedo y obtener grandes beneficios.

Sin embargo, en varias encuestas realizadas por este medio en toda la geografía de ese país se pudo constatar que dicho crecimiento no se ve ni se percibe en ninguno de los indicadores sociales y económicos que son el electrocardiograma de la producción y crecimiento de un país.

La deuda

Así cómo va el crecimiento también va la deuda, algo que no está muy claro es como un país puede anunciar con bombos y platillos un crecimiento que contrasta con la deuda pública consolidada y el gobierno para cada obra o ejecutoria hay que aprobar un nuevo préstamo.

De cada peso que produce el país 57 centavos son para pagar los intereses de la deuda externa, lo que convierte la deuda en el talón de Aquiles del gobierno dominicano, desde hace 15 años esto ahoga la economía y aumenta el valor del dólar sobre el peso dominicano que se sitúa en la actualidad en 47.2 pesos por dólar.

El presupuesto que se ejecuta este año es de RD$711 mil 399 millones, con un déficit fiscal de 2.3% con relación al PIB, se financiará con la colocación de bonos por US$1,200 millones en el mercado internacional y por US$1,500 millones a nivel local, en total (US$2,700 millones).

Educación

Según los organismos internacionales y basados en estudios realizados en la última década sitúan a la República Dominicana en los peores lugares del índice educativo, algo contraproducente ya que el presupuesto para la educación fue aumentado al 4% del PIB desde el año 2012.

La última evaluación realizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE o PISA, por sus siglas en inglés), cuyos resultados fueron publicados al año pasado, arrojaron que la República Dominicana quedó en quinto lugar con el puntaje más bajo, entre 72 países evaluados en pruebas de ciencia, lectura y matemáticas.

Ahora el país cuenta con más de 10 mil nuevas aulas, los maestros son mejor pagados y aun así la educación no arranca, en 2012 el presidente Danilo Medina anunció una revolución educativa que nunca llegó y en 2017 anunció la segunda revolución educativa con el escepticismo de estudiantes y maestros.

Salud

La República Dominicana no garantiza la salud de la población ya que el que no tiene seguro ni dinero no tiene acceso a este derecho humano, en este país la salud se mercadea como cualquier producto manufacturado.

Las empresas privadas llamadas Administradoras de Riesgo de Salud (ARS), son quienes tienen repartido el pastel como aseguradoras de salud, sin embargo, los pacientes de la mayoría de ARS siguen no reciben atenciones especializadas como la otorrinolaringología y la psiquiatría.

Los hospitales públicos son lugares donde la gente muere si no tiene seguro, don hay que estar ahí a las 4:00 am para obtener un ticket para una consulta, quienes logran conseguirlo le ponen citas medicas para meses después.

El 90.3% de los encuestados dijo que no ven el crecimiento del que Habla el Banco Central.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cinco =