Reporteros Sin Fronteras (RSF) expresa su conmoción ante la desenfrenada hostilidad que exhibió el presidente estadounidense, Donald Trump, hacia varios corresponsales en la Casa Blanca durante una conferencia de prensa el 7 de noviembre. El acto desembocó en la retirada de la credencial de prensa del corresponsal de la CNN, Jim Acosta. Este castigo es antidemocrático y envía un escalofriante mensaje a quienes observan cómo el presidente de los Estados Unidos debe comportarse con los periodistas que le hacen preguntas difíciles.

“Es inaceptable teniendo en cuenta el clima, ya hostil, para los reporteros en los Estados Unidos”

“La revocación del pase de prensa para la Casa Blanca a Acosta, y especialmente porque las razones son un montaje, es un mazazo para la libertad de prensa”, señala Margaux Ewen, directora de la oficina de Reporteros Sin Fronteras en Norteamérica. “Esta severa medida, combinada con el trato del presidente a otros apreciados reporteros en la Casa Blanca, es inaceptable teniendo en cuenta el clima, ya hostil, para los reporteros en los Estados Unidos. El presidente Trump ha seguido refiriéndose a los periodistas como “enemigos del pueblo” y no los trata con respeto, ni a ellos ni a su profesión. Ahora, al negarle el acceso, parece que toma represalias contra un reportero por hacerle preguntas difíciles a su administración. La Casa Blanca debe cesar su continuo asalto a la Primera Enmienda”.

Horas después de una conferencia de prensa del presidente Trump que derivó rápidamente en hostilidad, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee-Sanders, explicó en Twitter que el pase de prensa de Acosta había sido suspendido por “ponerle la mano encima” a una asistente de la Casa Blanca que trabajaba en la conferencia de prensa. Pero la cobertura en directo de C-SPAN del evento contradice esto de lleno. En cualquier caso, Sanders compartió un vídeo que muestra que la información fue manipulada para que pareciera que Acosta se comportaba de manera agresiva con la mujer. En respuesta, CNN llamó a la decisión “represalia” basada en “un incidente que nunca sucedió”.

El presidente Trump interrumpió repetidamente a Acosta durante la conferencia de prensa mientras éste intentaba hacer preguntas sobre la “caravana de los migrantes” y la investigación de Rusia. Una asistente de la Casa Blanca intentó arrebatarle el micrófono de la mano a Acosta. “Ya vale. Baja el micrófono. La CNN debería avergonzarse de tenerte trabajando para ellos. Eres una persona grosera y terrible. No deberías estar trabajando para CNN“, dijo el presidente Trump. Más tarde se dirigió a Acosta diciéndole:”Cuando informas noticias falsas, cosa que CNN hace mucho, eres el enemigo del pueblo”.

Durante la conferencia de prensa, otros reporteros también fueron blanco de la hostilidad del presidente Trump. Cuando el reportero de NBC NewsPeter Alexander, defendió el trabajo de Acosta como periodista, el presidente Trump le respondió: “Tampoco soy muy fan de los tuyos”. Este reproche venía precedido por lo que le hizo el presidente Trump a April Ryan, corresponsal en la Casa Blanca para American Urban Radio Networks, a la que mandó “sentarse” cuando intentó hacerle una pregunta después de que él diera el turno a otro reportero. No mucho después, el presidente acusó a la reportera de PBS NewshourYamiche Alcindor, de formular una “pregunta racista” cuando ella señaló que algunos interpretan su profesado “nacionalismo” como un abrazo del nacionalismo blanco.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorCasado propone para presidente del CGPJ al magistrado que archivó el Caso Master
Artículo siguienteNosotros somos la solución final
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + veinte =